9,0 /10   en consultas   califica esta serie: 
    5
Sobre el escándalo

La serie está basada en una historia real de sexo, política y poder. El caso Profumo fue un notable escándalo político que tuvo lugar en el Reino Unido durante 1963. Recibe su nombre del apellido del entonces ministro de Guerra británico, John Profumo.

El escándalo estalló después de haber trascendido que el ministro había tenido una breve relación con una bailarina llamada Christine Keeler, quien aparentemente también había tenido encuentros íntimos con un conocido espía soviético, de nombre Yevgeny Ivanov. De hecho, el affaire amoroso de Keeler con Profumo estaba teniendo lugar al mismo tiempo que el romance con Ivanov, que intentaba obtener, indirectamente y a través de la chica, algunos secretos militares británicos que pudiesen resultar de interés para la Unión Soviética.

Las trayectorias de Profumo y Keeler se cruzaron, aunque provenían de círculos sociales muy diferentes. Descendiente de una familia aristocrática de origen mediterráneo, él había sido educado en Oxford, estaba casado con la actriz de cine Valerie Hobson y se codeaba con la aristocracia británica. Ella, crecida en los suburbios de Londres, había abandonado un hogar conflictivo para trabajar en un cabaré.

Dada la posición de Profumo en el gobierno y con la Guerra Fría por entonces en su máximo apogeo (en 1962 se había producido la crisis de los misiles cubanos), las potenciales ramificaciones del incidente respecto a la seguridad nacional eran graves y, sumado a la relación adúltera de un miembro de tan alta jerarquía gubernamental como Profumo, rápidamente convirtió el caso en un escándalo de primer orden.

El propio Profumo mentiría sobre esta relación cuando fue interrogado oficialmente por la Cámara de los Comunes. El escándalo desatado cuando se descubrió la verdad le forzó a renunciar y dañó gravemente la reputación del gobierno del entonces primer ministro, el conservador Harold Macmillan: su mala salud empeoró a raíz del asunto, y el hecho de no haber cesado antes a Profumo marcó su gestión. Los laboristas ganaron las siguientes elecciones.

Días después de su partida del Gobierno, Profumo se presentó en el centro de apoyo a personas sin hogar Toynbee Hall. Allí trabajó durante cuarenta años en programas sociales y de ayuda a los jóvenes sin recursos. Falleció en 2006. El antiguo político conservador recibió la condecoración de comandante del Imperio Británico en 1975 por sus labores de beneficencia.

Christine Keeler murió en 2017, y sus herederos decidieron vender los derechos de su historia a la BBC, que encargó la adaptación a una solvente guionista como Amanda Coe (Apple Tree Yard), para explicar el escándalo Profumo a los espectadores, pero por primera vez desde la perspectiva de Keeler.


© 2020 Cosmopolitan TV