Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
COSMO
Buscar en cosmopolitantv.es

Life Style

Los 8 consejos eficaces para evitar el vientre inflamado o hinchado

Evitar el vientre inflamado es posible si sabemos cómo hacerlo

A todas nos ha pasado sentirnos hinchadas y con la tripa inflamada más de lo normal. Aunque los médicos saben muy bien cuáles son las causas que provocan esta inflamación, lo cierto es que resulta incómoda e incluso irritante. Existen distintas formas de evitarla o por lo menos de intentar prevenir de forma muy sencilla.

El agrandamiento de la zona ventral por encima de su media de normalidad, resulta claramente evidente, fundamentalmente cuando intentamos abrocharnos los pantalones. A esto se suma que en algunos casos llega a ser doloroso, o por lo menos muy molesto, por lo que no sólo es una cuestión puramente de estética.

Las comidas pesadas, deglutir aire…etc, incide directamente provocando la insidiosa distensión abdominal, fruto de malas digestiones que tienen como consecuencia el cuadro que hoy nos ocupa.


Lógicamente si la digestión es correcta no se da esta molesta circunstancia, que siguiendo unas pautas sencillas es posible prevenir con eficacia.

Tal y como dice la protagonista de ese popular anuncio de televisión: “ Este vestido trae una barriga que no es mía…”, todas nos sentimos en algún momento en esa misma situación, donde nuestra tripa no se corresponde con su forma habitual, y casi ni somos capaces de reconocerla en el espejo como una parte de nuestro cuerpo.

Hoy queremos compartir contigo 8 consejos útiles para evitar el vientre inflamado o hinchado:

1. Evitar bebidas carbonatadas

Aunque es cierto que en esta época del año a una le apetece mucho una tónica fresquita, o un refresco cualquiera, sucede que su contenido carbonatado nos hace un flaco favor a la hora de prevenir la inflamación abdominal, de hecho, es una de las principales causas de padecerla, ya que los gases se acumulan en el vientre hinchándose como un globo.

Muchos autores hablan de ciertas ventajas digestivas de las bebidas con gas, pero para este caso en particular que hoy nos ocupa, claramente resulta un desencadenante que deberíamos evitar si tenemos predisposición a padecer de distensión abdominal. Mejor beber zumos naturales y agua sin gas, como preventivo.

2. Evitar mascar chicle o comer caramelos


Parece que siempre que debemos prevenir algo para nuestra salud, coincide con las cosas que más nos gustan. Es el caso de los chicles y los caramelos, que en cuadros de inflamación abdominal, son de los primeros sospechosos como causantes. Un simple chicle o caramelo nos hace salivar en exceso y tragar mucho aire, lo que incide directamente sobre la hinchazón del abdomen.

Claramente no es lo mismo masticar un chicle un minuto que una hora, que hay gente para todo, ya sea por olvido, por inercia, o por que simplemente te calma los nervios. Cuanto más tiempo se mastica la goma, más saliva y aire tragarás y como consecuencia la posibilidad de que el vientre se inflame será significativamente mayor.

3. Evitar beber con pajita o dar pequeños sorbos de bebidas calientes


Tanto tomar bebidas con pajita como beber pequeños sorbos de la superficie de bebidas calientes, implica que traguemos sin darnos cuenta, mucho más aire del normal, con lo que la posible inflamación abdominal está casi garantizada. No es una norma matemática, pero sí que existe una clara causa efecto en la mayor parte de las personas.

Para evitar este incómodo problema, siempre bebe directamente del vaso, cuando se trate de zumos y bebidas frescas, y espera a que las calientes se tibien un poco al aire para ingerirlas en sorbos normales. De esta manera tan sencilla evitarás tragar gran cantidad de aire, que no aporta nada, y de hecho, traen consecuencias indeseadas.

4. Comer despacio


Este es un consejo que vale para muchas cosas a nivel digestivo, y también para el tema que hoy nos ocupa. Comer muy rápido implica no sólo que traguemos bocados más grandes casi sin masticar con la consiguiente mala digestión que ello implica, también hace que entre mucho más aire del normal, con lo que el vientre tiende a inflamarse con facilidad.

Alimentos como la leche de vaca han demostrado su incidencia sobre el aumento de gases, por lo que siempre es conveniente preguntar a tu médico qué cambios serían recomendables realizar en tu dieta para evitar un exceso de esos molestos gases que te hinchan más de la cuenta la tripa. No hacen falta grandes cambios, en realidad, para conseguir esa meta.

5. Intentar reducir el estrés


Ya sabemos que todo aquello que nos hace tragar gas en exceso perjudica directamente en los casos de hinchazón abdominal, pero existen otros factores que no hay que perder de vista, como el estado nervioso, motivado por el estrés excesivo que casi todas sufrimos o experimentamos a diario por nuestras obligaciones a atender.

El estrés es negativo en muchos aspectos y parámetros de nuestras vidas, y en relación a nuestro aparato digestivo, su incidencia es múltiple, ya que es responsable de distintos problemas que afectan a este sistema. Una de las manifestaciones más evidentes es la inflamación de la tripa por malas digestiones que tienen su génesis en el estrés acumulado.

6. Comer más alimentos ricos en fibra


Algo que sin duda puede ayudar y mucho es incorporar a nuestra dieta alimentos ricos en fibra que nos permitirán realizar mejores digestiones, así como evitar la acumulación de gases indeseados. Antes de cambiar tu dieta, como siempre decimos, pregunta a tu médico que sabrá en tu caso concreto cuál es la mejor opción para tu salud.

La fibra es muy popular por sus múltiples beneficios para el sistema digestivo, y existen numerosos estudios que confirman las bondades de los alimentos ricos en fibra de cara a un mejor rendimiento de las funciones relacionadas con la digestión y evacuación. Mejora nuestro tránsito intestinal y con ello elimina la acumulación de los molestos gases.

7. Hacer deporte moderado


Ya hemos dicho en otras muchas ocasiones que el deporte moderado, es capital para el mantenimiento óptimo de una buena salud. De nada vale hacer dieta si no ejercitamos el cuerpo a diario y tonificamos nuestros músculos con cierta regularidad. Caminar una hora diaria, es suficiente para mantener nuestro cuerpo como un reloj suizo.

Eso sí, recuerda que hay que tomárselo en serio, marcarse metas posibles, reales y alcanzables en cada caso, y cumplir con nosotras mismas el propósito planteado en origen. El ejercicio ayuda al sistema digestivo a eliminar los gases acumulados, y de esta manera a hacer desaparecer la hinchazón del abdomen que tanto nos incomoda.

8. Mente sana y limpia


Parece lógico que sin ejercicio la dieta no pesa o cuenta, como hemos dicho, pero igualmente sin mantener nuestra mente limpia y sana, es muy complicado establecer parámetros de salud en equilibrio. Al igual que el estrés, los pensamientos negativos nos llevan a estados de malestar general que influyen directamente sobre el aparato digestivo, entre otros.

Aprender a descargar las energías negativas que nos persiguen y cargarnos de buenas cosas, es una llave trascendental de cara a mejorar nuestro estado general de salud, incluido la ausencia de gases en la tripa que tiene su origen en malestares globales que afectan a las digestiones diarias, y una cosa lleva a la otra en un ciclo que cada vez empeora si no le ponemos solución.

AnaGT
AnaGT Creativos; información cultural, ciencia, salud y curiosidades. Comprometida con una comunicación fresca y significativa basada en noticias y temas de actualidad de las mejores y más fiables fuentes.


¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias






¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones