Los que curiosamente no tienen Oscar

Esto de tener Oscar o no es bastante curioso. Hay actores y actrices que hacen una sola película y se llevan un Oscar y otros que llevan toda su vida haciendo buenos trabajos y nunca han tenido en sus manos la famosa estatuilla.

James

Investigando para hacer este post he descubierto que por ejemplo James Dean consiguió su Oscar de manera póstuma, aunque fue nominado dos veces. Una por «Al Este del Eden» otra por «Gigantes».

Glen

Richard Burton seis nominaciones y ningún Oscar. Glen Close que fue una actriz bastante famosa en los años 80, tiene otras seis nominaciones. John Travolta dos. Una por un clásico antiguo «Fiebre del Sábado noche» y otra por un clásico moderno «Pulp Fiction».

Anne

Annette Bening tres nominaciones, cero Oscars. Liam Neeson tan famoso por La Lista de Schindler no se llevó el Oscar…

Depp

O actores más actuales como Johnny Depp, Amy Adams o Edward Norton.

Bueno mientras hay vida, hay esperanza ¿Quizá el año que viene?

La opinión de Soficó. 13 años.

Pues a mí me parece un rollo la ceremonia de los Oscars prefiero los premios MTV. Molan mucho más.

 

El mercado negro de los Oscars. ¿Quién tiene las estatuillas más míticas?

El mercado negro de los Oscars existe, por supuesto. Y se han llegado a pagar por ellos cifras astronómicas.

En 1999 Michael Jackson pagó en una subasta 1,54 millones de dólares por el Oscar a la mejor película «Lo que el viento se llevo» de 1940.

Escarlata

David Copperfield pagó 232.000 dólares en 2003 por el Oscar al director Michael Curtiz por «Casablanca».

CASABLANCA

Spielberg, además de contar con sus propios Oscars, compró a través de subasta los Oscars obtenidos por Clark Gable en 1935 y Betti Davis en 1939. Le costó 1millón de dólares.

BETTY

Está claro que las estatuillas más apreciadas y valiosas en el mercado negro son las más antiguas. Y suelen venderse a través de los mismos canales que el arte robado.

¡Ah! Pero todo esto tiene una explicación. La Academia de Cine de Hollywood se dio cuenta del negocio que se hacía a costa de su gran amigo Oscar, así que tomó cartas en el asunto y desde 1950 la Academia hace que todos los ganadores firmen un contrato por el que, en caso de que quieran vender sus estatuillas ellos o sus herederos, deben primero ofrecérselas a la Academia por el simbólico precio de 1 dolar.

GABLE

Por este motivo todos los Oscars desde 1929 a 1949 se pueden comprar y vender de forma legal aunque ya hay muy pocos en circulación. Mientras que los posteriores a 1950 son más difíciles de exhibir porque es ilegal poseerlos si no eres el propietario original.

¿Cuántos de los Oscars que se ganaron el domingo 22 de febrero pasarán al mercado negro ? El tiempo nos lo dirá.

La opinión de Soficó. 12 años.

Pues a mí no me gustaría tener una estatuilla si no es mía. Todo el mundo se daría cuenta de que no me la he ganado. Menudo mentiroso. Y encima vale un dineral.