Cómo entrenar a tu dragón o todo lo que no sabías de los vikingos.

Ahora que se acaba de extrenar «Como entrenar a tu dragón 2» y muchos padres irán con sus hijos a ver esta divertuda película, no estaría mal que les explicáramos a los niños unas cuantas curiosidades acerca de los vikingos. He encontrado algunas anécdotas curiosas.

Por ejemplo para navegar no utilizaban ni brújulas, ni mapas. Se guiaban por las estrellas y  cuando las nubes les impedían orientarse, utilizaban un cristal de espato cuyo brillo aumentaba si lo apuntabas hacia donde estaba el sol.

Frabricaban dos tipos de navios, el knoerr que era un barco mercante y el temido langskip de guerra, conocido por las cabezas de dragón que adornaban su proa. Esta pieza se podía poner y quitar ¿Por qué? Porque si llegaban a una costa que querían conquistar la ponían para dar miedo, si querían comerciar pues no la ponían. Muy cucos ellos.

Las mujeres vikingas no eran precisamente sumisas. Como sus maridos estaban todo el día por ahí navegando, eran ellas las que se ocupaban de las granjas y a veces se iban con ellos en sus expediciones.

Los vikingos llegarón a la península, algunos de ellos se establecieron en Sevilla, se convirtieron al Islam y se dedicaron a vender quesos. Increible.

Bueno, pues ya sabéis ¡A disfrutar de la peli!

La opinión de Soficó. 11 años.

Pero que raro… se pone a vender queso siendo vikingo. Con lo machos que eran. Buena estrategia la del dragón en el barco. Si yo lo veo desde la costa, me hago pis sí o sí. Y encuanto a la película, yo creo que ya voy siendo mayor. Voy a cumplir 12 y ahora ya no es tiempo de ver dibujos animados.

 


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios