¡Terror en la Playa!

La Fauna Playera se ha desatado.

¡Cuidado mujeres del mundo! Cuando los tíos se quitan la ropa, se calzan su atuendo playero y se lanzan a la arena, parece que ya todo vale.

¿A quién no le ha pasado alguna vez, darse casi de bruces con un vecino y no reconocerle sin su vestimenta habitual? ¿Por qué? Porque van disfrazados de playeros. Y su despliegue de imaginación no tiene fin.

Gorras a Go Go de propaganda. Bragas acuáticas a destajo.Gafas de todo menos discretas. Espaldas peludas.Tatuajes salvajes anti sexis.

Y lo más triste es verles en toda su plenitud, lanzándose contra las olas como machos aleonados que tragan litros y más litros de agua salada por esas bocas. Pobrecitos míos o mejor dicho, pobrecita tú que llevas todo el invierno soñando con ir a la playa y encontrarte con ese hombre irresistible, que va a hacer que tu verano sea inolvidable.

Pero… Vamos a ver ¿Dónde están esos chicos de los anuncios de perfumes que vienen desde lo más profundo del océano hacia ti, como delfines hacia la orilla?

chico_guapo_playa

NO, no es este el que viene hacia ti.

¡Es este otrooooo!

antisexi-vecino-borat

¡Halaaaaa! Si es él del quinto y parecía majo en el ascensor. Pero lamentablemente el calor y las olas han desatado su otro yo. El hortera incorregible que lleva dentro.

Bueno es saberlo antes de volverle a abrir la puerta, cuando se quede sin sal.

La opinión de Soficó. 13 años.

No entiendo como en la foto de ahí arriba hay cuatro chicas al lado del tío del bañador extraño. Yo si llego a encontrármelo, salgo corriendo. Es verdad que hay mucho «choni» por la playa, yo el otro día me encontré con un grupo que puso música a toda pastilla y el chico cuando se reía o hablaba sonaba como si matases a un perro. Ahora que caigo, creo que la playa no es un lugar muy bueno para encontrar un amor de verano.

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Las cosas que si Ellos hicieran, nos conquistarían sin remedio.

«Cómo puede ser que en una generación los hombres han pasado de ser como Jack Nicholson o Harrison Ford a … «

Palabras de Anne Hathaway en «El Becario».

pareja

Y que queréis que os diga, tiene toda la razón. Los hombres ya no tienen ni idea de cómo se conquista a una mujer. Ese proceso parece ser que lo tienen que hacer ellas por su cuenta o algo así.

Dónde están esos hombres que sólo llevaban pañuelo en su chaqueta para ofrecérselo a una mujer, en esos momentos en los que ella más lo necesitaba.

Marcelo

Qué fue de esos galanes que invitaban a sus parejas a bailar en pareja. Vamos «cheek to cheek».

peck

Los hombres que escribían cartas de amor, algunos incluso dedicaban canciones a sus novias.

Regalaban flores de tallo largo, agarraban a sus chicas  por el codo para cruzar la calle.

Beaty

O se compinchaban con un maitre para organizar a sus parejas, una cena a la luz de las velas en un reservado.

rich

Algunos incluso se las ingeniaban para demostrar su amor a lo grande.

Quizá todos esos detalles tan caballerosos se han saltado una o varias generaciones, o quizá se hayan perdido para siempre. Quién sabe. Pero desde luego el que lo hiciera hoy, triunfaría.

La opinión de Soficó. 13 años.

Pues a mí todo eso me parece muy antiguo y además esas cosas ya no pasan. Yo quiero que me conquisten de una forma más original y moderna. ¿Cómo? Ni idea, que se lo piensen ellos.

 

 

 

 

Hombre. Carne. Fuego ¿Qué es?

¡LA BARBACOA! A casi todos los hombres del mundo les gusta tanto como su sofá, el mando a distancia, una televisión gigante y una nevera llena a reventar de cervezas frías.

Famoso

Hacer la barbacoa es uno de sus momentos estrella. Armados con unas tenazas y una paleta, para sacar los chuletones de 500 gramos humeantes y aún ensangrentados.

La Barbacoa o el Slow-cooking es una manera de cocinar con brasas que se remonta a la Edad Media, donde se preparaban animales enteros al fuego.

Carne

Una de las BBQ más famosas del mundo es la Big Apple Barbecue Block Party que se celebra en Nueva York todos los años en el mes de junio. Los mejores chef del país transforman Madison Square Park en un gigantesco picnic multitudinario.

Pero volviendo a la BBQ de tu jardín, te diremos que como por fin tú no vas a tener que hacer nada, te pasamos la receta de la famosísima salsa barbacoa por si quieres entretenerte un poco y quedar bien.

Salsa

Aquí va.

En una sartén ponemos aceite de oliva, cuando esté caliente le añades cebolla y ajos troceados. Cuando estén hechos añades tomate triturado, vinagre, miel, mostaza, unas gotas de tabasco, sal y pimienta. Si vemos que al hervir, se consume mucho la salsa, le vamos añadiendo agua caliente. Cuando esté, la salsa la pasamos por el «chino» y listo.

Combo

¡A disfrutar! que por un día el cocinero es él.

La opinión de Soficó. 12 años.

Los chicos no tienen por qué hacer siempre las barbacoas. También pueden cocinar otras cosas en las cocinas de sus casa a diario. Yo mirando la parte buena de la BBQ es que las chicas solo tienen que comprar el pan.

Esas cosas que ellos hacen a escondidas.

No todos los hombres son iguales pero algunos de sus comportamientos sí lo son. Vamos a escribir aquí algunos de ellos. Si te ríes, es que has reconocido esos comportamientos «especiales» en algún amigo, noviete o ex noviete.

bota

Aquí los tienes:

1. Nunca confesarán que no saben llegar a algún sitio en coche, bicicleta o patinete (dependiendo de la edad del muchacho)

coche

2. Se miran en secreto en los cristales de los escaparates tanto o más que tú.

3. Odian ir a Ikea aunque algunos no lo reconozcan y se quieran hacer los enrollados.

calle

4. Miran a otras cuando tú no le miras. Bueno, un clásico de todos los tiempos.

5. Se ponen tu hidratante y seguro que el contorno de ojos también.

cocina

6. No les gustan las chicas más altas que ellos. Superioridad ante todo.

7. No admitir la derrota cuando compite con una mujer.

sonrisa

8. Son más románticos de lo que creemos y lloran cuando nadie los ve.

La opinión de Soficó. 12 años.

La mente de un chico es primitiva. Lo único que tienen son impulsos. Y se fijan en todas las «Tías Buenas» que pasan por la calle. No se puede una fiar de ellos.