Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

Sexo

Las posturas sexuales que más calorías queman

Mente sana en cuerpo sano y agradecido

Las posturas sexuales que más calorías queman


El gimnasio no es el único lugar en el que podemos perder calorías en grandes cantidades. A todos los beneficios que nos supone tener una vida sexual plena tenemos que sumar los que nos permiten moldear una mejor figura mientras nos colmamos de placer.

Como cualquier actividad física, el sexo puede ayudarnos a ponernos en forma, aunque hay posiciones que nos ayudarán más que otras a perder esos kilitos de más. Veamos algunas de ellas.

Sexo oral para él. Cuando pensamos en perder calorías durante el sexo, practicar sexo oral no será una de las primeras cosas que se nos venga a la mente, pero sorprendentemente es una de las más efectivas. De hecho, los expertos señalan que una sesión de sexo oral es tan efectiva como practicar el mismo periodo de tiempo subida a una bicicleta o en una sesión de yoga, sobre todo si elevamos los glúteos mientras lo practicamos.


Ni que decir tiene que esto también se aplica al cunnilingus, así que ellos tampoco tienen excusa.


La posición cowgirl, o vaquera, que se da cuando es la mujer quien se pone encima de él, es otra de las más recomendadas. Si además de disfrutar queremos ejercitar nuestros glúteos o caderas se recomienda variar entre una posición con las rodillas apoyadas a una en cuclillas, con las piernas completamente flexionadas, como si estuvieras sentada en el suelo pero apoyándote no en él sino en los talones.

Una posición similar a la de la vaquera es la de la fusión, pero en lugar de reposar sobre nuestras rodillas, haremos que él se siente con la espalda recta en vertical y nosotras nos sentaremos sobre él, colocando las piernas tras su espalda y teniendo como únicos puntos de apoyo las plantas de los pies y la de las manos. Nuestros abdominales nos lo agradecerán.

El misionero, la postura más clásica, no está exenta de beneficios. Si levantamos o hacemos girar nuestras caderas durante el encuentro sexual, podremos fortalecer la parte central de nuestro cuerpo. Los expertos nos dicen que obtenemos el mismo resultado que si estuviéramos haciendo flexiones y nos será de gran ayuda para tonificar nuestro cuerpo.


La posición del tornillo es muy similar a la del misionero, pero en lugar de reposar tumbada totalmente horizontal, la chica recuesta la parte inferior de su cuerpo de costado, ya sea con las piernas juntas o separadas. Esta postura ayuda principalmente a los músculos de nuestra cintura y a los abdominales.

Si queremos fortalecer nuestra espalda, una gran opción es la del perrito. Además, si nosotras también nos movemos, ayudará a moldear nuestro abdomen.

Como vemos, todo son ventajas. Una sesión de quince minutos de pasión nos puede ayudar a quemar unas cien calorías, siempre dependiendo de la intensidad y las posturas. Ahora sí que no hay excusas.

Imagen Vía

Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias


Publicidad





¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones