Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso.
Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.

Actualidad

6 beneficios de tomar helado en invierno

¿Helado en invierno? Sí

6 beneficios de tomar helado en invierno
El helado no es solo un alimento de verano, que no te miren mal porque también lo puedes tomar en invierno. En COSMO os decimos los seis beneficios que tiene tomar helado en invierno.

1. Perfecto para deportistas
Tras una sesión de deporte, el helado es una opción para volver a recuperar el glucógeno perdido. Sus proteínas repondrán a tus músculos los hidratos de carbono y la glucosa que has perdido. ¡Te sentirás como nueva!

2. Tienen calcio
Los helados que tienen su base de leche o yogurt, cubren hasta un 15 por ciento de los requerimientos diarios de calcio. Esto se traduce en que fortalecen tus huesos y regulan la presión arterial.



3. Son nutritivos
Contienen fibra, lípidos, proteína, minerales y aminoácidos. También son una fuente importante de vitamina B. Debes evitar, eso sí, los que contienen altas dosis de azúcares y controlar el nivel (y el tipo) de grasa.

4. Alivia la garganta
Aunque parezca mentira y pienses que el frío solo puede traerte inflamación en la garganta, ¡estás equivocada! El helado ayuda a bajar la. De hecho, los médicos lo recomiendan tras las intervenciones de anginas. Además no favorecen los resfriados, al contrario, si acostumbras a tu cuerpo al frío luego el efecto choque es menor y tienes menos probabilidades de resfriarte.

5. Reduce el riesgo de infertilidad femenina
Según unos investigadores de la universidad de Harvard aseguran que el helado reduce el riesgo de infertilidad femenina ya que el consumo de lácteos enteros beneficia la ovulación. 



6. Reducen el estrés y disparan tu felicidad
Es automático, en cuanto le das el primer bocado, se disparan tus hormonas de la felicidad. Comer helado está asociado a un momento de placer, irrepetible y único, fuera preocupaciones y estrés. Piénsalo ¿Quién no se siente bien después de tomarse un helado?

¿Te apetece un helado? No te prives de uno de los mayores placeres en invierno.

Imagen vía

Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 


Publicidad