Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

Belleza

Los 10 mejores trucos para hacer crecer tu pelo

Haz crecer tu pelo con estos trucos

Muchas veces queremos que nuestro pelo crezca más rápido, para pasar de media a larga melena en el menor tiempo posible. Aunque creas que es una locura, es posible acelerar el proceso de crecimiento del cabello, sin perder la salud en el intento. Hoy te traemos varios consejos y trucos que te ayudarán sin duda, en este propósito.

Todas hemos pasado por ese momento en el que tras salir de la peluquería y haberle dicho decididamente a la peluquera que nos cortara más, inmediatamente nos hemos arrepentido y hemos deseado que el pelo creciera rápidamente para recuperar nuestra melena. Y aunque es saludable cortarse las puntas y darle un buen descanso a nuestras cabelleras, lo cierto es que también podemos darle respuesta a aquellas personas que quieren que su pelo crezca más rápido.

Hoy te traemos 10 trucos sencillos para que tu pelo crezca a más velocidad:


1.Cortarse las puntas con frecuencia. 


Puede parecer un contrasentido afirmar que algo crecerá si lo cortas con frecuencia, pero lo cierto es que en el caso del pelo, los cortes regulares a intervalos de tres meses, ayudan a que tu melena tenga más fuerza y crezca a más velocidad y mucho más sano.


Consulta siempre a tu estilista para que te diga con qué periodicidad debes acudir a la peluquería.

Las puntas abiertas perjudican seriamente al crecimiento natural del cabello y ralentizan este proceso, ya que no se alimenta bien toda la línea del cabello, se reseca a esa altura y dificulta el avance normalizado, necesitando ocupar recursos de crecimiento para intentar paliar los daños en la zona afectada y especialmente seca.

2.Usar menos el secador y la plancha


Normalmente creemos que plancharnos y secarnos la melena es un buen recurso para estirar al máximo ese pelo que queremos ver mucho más largo en el menor tiempo posible, pero lo cierto es que no es una buena idea, ya que el efecto de estos secados afecta severamente al cabello a medio y largo plazo, por lo que resulta contraproducente para nuestro cometido.

Los secados constantes hacen mucho más frágil a nuestro cabello, haciendo más delgadas las fibras desde la mitad del pelo hasta las puntas, por lo que se suele volver más quebradizo y débil, con el consiguiente crecimiento lento que ello implica, y que supone el camino opuesto a nuestra meta original en un intento por conseguir un crecimiento más rápido.

3.Utiliza acondicionador


El acondicionador es uno de nuestros grandes aliados a la hora de acelerar el proceso de crecimiento capilar, por lo que aplicarlo en cada lavado, resulta capital para asegurarnos un cabello más fuerte y bien nutrido que pueda crecer con naturalidad y con toda la belleza y brillo que sea posible. Además resulta muy fácil y económico de aplicar.

Es importante saber que el acondicionador nos permite reemplazar las proteínas y los lípidos de todas las fibras capilares y permite cerrar y sellar las cutículas con lo que evitaremos los daños derivados, asegurándonos así que nuestro pelo crezca más rápido, pero también, como decimos, mucho mas sano, bonito y con brillo.

4.Elige el champú correcto


El champú no es sólo un producto que nos lava el pelo y le da un aroma agradable. También es esencial para arrastrar la suciedad y restos contenidos en el cabello, junto a la grasa en exceso, sin pasarnos. Ya que la grasita natural del pelo es una película protectora que mantiene todo el cabello sano y suave.

Es importante que elijas bien tu champú, pregunta siempre a un profesional que te indicará qué tipo de producto es el mejor para tu estilo de cabello en particular, ya que no todos sirven para todo, ni todos van bien para todo. Lo importante es que enjabones siempre muy bien el cuero cabelludo y des un masaje con cierta intensidad y finalmente lo extiendas a todo el pelo, aclarando luego con abundante agua. 

5.Usa agua fría


Este es uno de los secretos más antiguos y que las abuelas y madres siempre nos han trasladado generación tras generación, y todavía cabe hacerlo ya que su eficacia está más que demostrada. Cierto es que a muchas no les gusta demasiado porque dicen les da mucho frío acabar una ducha así, pero merece realmente la pena por los beneficios.

Una de las grandes ventajas es que el agua fría nos permite evitar de forma muy efectiva la deshidratación capilar, además de que resulta tremendamente reparador ante los daños provocados por planchas y secadores. Sólo hay que hacer el último aclarado con agua fría; al fin y al cabo son sólo unos segundos, y no es para tanto. 

6.Aportes de nutrición externa


Llevar el pelo largo durante mucho tiempo, implica si queremos que luzca bonito, brillante y sano, cierta dedicación, pero sin volverse muy loca, ya que en el mercado encontramos infinidad de productos comerciales, a precios muy asequibles, que nos ayudarán a cuidar de forma externa la presencia de nuestro cabello.

Los aceites naturales y las mascarillas, aplicadas una vez por semana resultan muy interesantes para mantener el pelo en muy buenas condiciones. Incluso puedes elaborar tus propias mascarillas naturales para potenciar su efecto y saber exactamente con qué estás nutriendo tu pelo de una forma más directa, y cómo no, también divertida. 

7.Aporte de nutrición interna


Nuestro pelo se alimenta y necesita gran cantidad de nutrientes que debemos aportar desde nuestras dietas, siempre equilibradas. En este punto es esencial que consultes a tu médico cuál es la mejor opción en tu caso particular, para conseguir todas las vitaminas y minerales que necesita tu cabello para crecer sano y fuerte.

Los alimentos ricos en biotina y zinc, ayudan directamente en el crecimiento del folículo piloso, haciendo que el pelo crezca más rápido y robusto. Además todo aquello que va de dentro hacia afuera resulta mucho más eficaz que las aplicaciones locales o superficiales que siempre hay que esperar penetren o sean absorbidas, por los tejidos externos. 

8.Eliminar los nudos con el pelo mojado


Los nudos no solo resultan incómodos y feos, también estrangulan e impiden el movimiento natural del cabello haciendo que los nutrientes no se repartan bien por toda la estructura capilar, con lo que el crecimiento y presencia se ve mermada de forma exponencial. Además, hace mucho más quebradizo el cabello con lo que se suele caer con mayor frecuencia.

Es esencial que retires los nudos siempre con el pelo mojado, comenzando siempre desde las puntas hacia la raíz, ya que así nos aseguramos ir poco a poco, y esencialmente que un nudo que comienza en la parte superior sea arrastrado hacia abajo complicando mucho más su entramado y perjudicando seriamente a todo el mechón.

9.Elige correctamente tu cepillo


Es capital elegir bien el tipo de cepillo que es correcto o adecuado para nuestro estilo de cabello. En este sentido puedes consultar a tu peluquero que a buen seguro te indicará cuál es el idóneo en tu caso. Pero por lo general es muy importante elegirlos suaves y que no ofrezcan resistencia al paso por el interior de la melena.

Los cepillos de de satén o de seda, son de los más recomendados, dado que resultan muy agradables a la par que poco hostiles con el pelo cuando lo cepillamos. Estos cepillos causan muy poca fricción sobre el pelo por lo que consiguen separarlo con eficacia pero sin dañarlo lo más mínimo, incluso aportando un cierto efecto masaje que siempre va muy bien para mejorar la circulación. 

10.Elige la toalla correcta para secarte el pelo


Otra de las cosas que debes tener en cuenta es qué tipo de toalla utilizas para secar tu cabello, ya que no todas causan el mismo efecto sobre tu cuero cabelludo. Esta es sin duda una de las asignaturas pendientes para muchas personas, que aunque cumplen con todo lo demás, en este punto, una mala elección puede dar al traste con todos los cuidados.

Las toallas de microfibra son las que siempre recomiendan los expertos, con las que puedes hacerte un turbante y dejar secar el pelo durante un rato tras el lavado. Este simple gesto, sin restregar ni secar con fuerza, ayuda a que el cabello se seque de forma natural sin presión ni arrastre de ningún tipo, evitando que se vuelva frágil y por tanto favoreciendo a su crecimiento normal. 


AnaGT
AnaGT Creativos; información cultural, ciencia, salud y curiosidades. Comprometida con una comunicación fresca y significativa basada en noticias y temas de actualidad de las mejores y más fiables fuentes.


¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias






¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones