Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

Life Style

Las 30 señales que te permiten identificar una relación tóxica

Adiós a las relaciones tóxicas

¿Cuáles son las señales que te indican que estás ante una relación tóxica? Todos sabemos que nada es perfecto al 100% en esta vida, incluidas las relaciones. Pero una relación sana siempre implica que te sientas segura, cuidada, respetada, libre e incluso feliz, aunque tenga sus aristas y sus sombras. Si no te sientes así es muy probable que algo esté fallando y es necesario evaluar esa relación por si pudiera incluso dañarte.

Las relaciones tóxicas nos hacen sentir agotadas e incluso ansiosas o angustiadas. Son dañinas en todas sus formas y no aportan otra cosa que sufrimiento.


Pero muchas veces resultan muy complicadas de dejar o superar porque nos creamos falsas expectativas de cambiosobre el otro, que normalmente nunca llegan. 

Hoy te traemos 30 alarmas, claves o señales que te indicarán si tu relación puede estar resultando tóxica:


1. Si sólo das y no recibes; la economía emocional se desequilibra y acabas arruinada a nivel sentimental.

2. Sensación de agotamiento; si la sensación es de constante cansancio mental y emocional, e incluso ya no tienes fuerzas.

3. No confías en la otra persona; la confianza es capital en una relación ya que nos da seguridad, si por lo que sea no existe eso no lleva a ninguna parte.

4. Hostilidad; si el ambiente es violento en palabras o gestos nunca esperes a que mejore, porque casi nunca lo hace, aunque te lo prometan.

5. Decisiones unilaterales; si la toma de decisiones no es democrática y en conjunto, tarde o temprano te sentirás desgraciada en ese vínculo.

6. Críticas constantes; si todos tus actos son motivo de quejas o reproches, la otra persona no te valora ni respeta.

7. Narcisismo; las personas narcisistas son incapaces de mantener relaciones sanas con nadie, por lo que si detectas que la otra persona lo es, te será muy complicado que eso llegue a buen puerto.

8. Negatividad generalizada; a nadie se le escapa que de algo negativo salga nada positivo, por lo que esta es una de las señales principales.

9. Ausencia de comunicación; si no logras conectar y comunicarte con el otro, la relación en sí no existe, es como caminar en paralelo pero no juntos por la vida. 

10. Falta de respeto; sin respeto mutuo no hay tampoco relación, es la base fundamental. Si te faltan con frecuencia, sal rápidamente de ahí.

11. Te evitan; si alguien evita estar contigo, pues es la muestra clara de que ya no existe relación aunque llevéis mucho juntos.

12. Falta de apoyo; la unión hace la fuerza y es una de las esencias de toda relación, si falta apoyo el castillo cae.

13. Lucha por el control; es una lucha de poderes por ponerse por encima del otro y controlar todos los aspectos de la vida en común. Un claro síntoma de pérdida de libertades inadmisible.

14. Drama como constante; las relaciones no prosperan desde la tragedia, lo hacen desde el amor y el respeto. No puede ser un continuo de tristeza y problemas. 

15. Cambiar de opinión por el otro; si constantemente te ves obligada a cambiar tu opinión para evitar que el otro se enfade contigo, no permitas esta traición a ti misma y a tus principios.

16. Desafíos que no terminan nunca; si en tu relación sólo hay desafíos constantes que nunca acaban recuerda que los desafíos son buenos, pero en una relación sólo lo son cuando se superan juntos.

17. Merecer algo mejor; en toda relación tóxica, la víctima acaba sintiendo que no puede conseguir algo mejor que lo tiene, siendo totalmente falso.

18. Fingir; cuando tienes que fingir para no provocar situaciones que no quieres repetir, mejor sal por la puerta inmediatamente. 

19. Nada es seguro; la ausencia de seguridad en las cosas elementales, genera incertidumbre, lo que provoca grana ansiedad y malestar.

20. Envidia; si tu pareja envidia algo que haces de forma negativa no constructiva, es un síntoma que debe siempre considerar.

21. Ausencia de autonomía; si no puedes se libre de moverte dónde, cuándo y cómo quieras, intenta impedir que tu relación sea una cárcel existencial. 

22. Victimismo; si tu pareja utiliza hacerse la víctima para atraparte, date cuenta que el pasado hay que dejarlo ahí y seguir avanzando. Si no lo ha superado es su trabajo, no el tuyo seguir haciéndolo tras ayudarle en los primeros momentos. 

23. Autoestima; si tu pareja no reconoce tu valía y para colmo intenta destruirla o ponerte por debajo, claramente debes salir rápido de ahí.

24. Mentiras; quien te miente de forma sistemática no dudará en dejarte atrás en un momento importante. 

25. Infelicidad; la pregunta que te debes hacer a ti misma es clara: ¿te sientes feliz en tu relación?, la respuesta que des es la principal clave en todo este asunto.

26. Incomodidad; al margen de la felicidad la comodidad personal y emocional son capitales, si no estás cómoda es otra señal de que hay que salir.

27. Cambiar los principios; no aceptes nada que antes no aceptabas si transgrede tu ética personal.

28. Estancamiento: si no creces y no hay ilusiones ni planes definidos, no hay plan de vida ni futuro.

29. Sacar lo peor de ti; si la otra persona te lleva a límites en los que no te siente muy orgullosa, y saca lo pero de ti misma, es el momento de terminar con eso.

30. Comienzas a fallar en lo que antes acertabas; la incertidumbre, la infelicidad y la falta de confianza derivan en que terminas fallando en todo aquello que antes lograbas hacer sin problema alguno.

Recuerda que ninguna relación es más importante que tú misma, si tú no estás bien no podrás emprender ninguna relación, de cualquier naturaleza, con otra persona. Las relaciones sanas consisten en dar y recibir, en partes normalmente proporcionales, y se fundamentan en el respeto mutuo y muchas veces en la admiración mutua también.

Mantener tus valores morales, éticos y personales, es capital para no hacer que tus relaciones puedan destruirte emocional y mentalmente, o causarte un daño del que luego te cueste recuperarte. Los traumas existenciales dejan una muesca en nuestra personalidad como las heridas que te haces al caer, aunque pase el tiempo la cicatriz te recuerda la caída, como una muesca simbólica de tu pasado más cercano.

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias






¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones