Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

Cine

Drácula, una leyenda entre el terror y el sexo

Cosmo emite 'Drácula, la leyenda jamás contada'


Durante toda su historia la humanidad ha creado monstruos, tanto reales como ficticios. Y pocos monstruos tan duraderos como los vampiros.

Cosmo emite 'Drácula, la leyenda jamás contada'. Una historia narrada desde el punto de vista del más famoso vampiro de todos los tiempos; el creado en 1897 por el novelista irlandés Bram Stoker y que ha sido representado en pantalla más que cualquier otro personaje de ficción en la historia.

Pero, ¿de dónde viene nuestra fascinación por estos seres de la noche? La respuesta está en nuestro pasado, cuando debíamos justificar todo lo horrendo que hay en el mundo culpando a algo o alguien. Desde que salimos de las cavernas siempre hemos temido aquello que mora en las sombras y que ha tenido múltiples nombres.

Pero, al contrario de otros monstruos de nuestro imaginario colectivo, el vampiro siempre nos ha resultado muy cercano, pues no solo es metáfora de la muerte y la destrucción, es una representación de nosotros mismos, de caer en las sombras y convertirnos en otra cosa y, sobre todo, el vampirismo ha sido metáfora de nuestras pasiones sexuales.

En épocas en las que una vida sexual abierta y plena y rendirse a nuestras pasiones animales era sinónimo de pecado, la mejor manera de señalar todo 'lo malo' que hay en este mundo es crear la figura de un ser que al mismo tiempo es pasional y destructivo como un animal pero, y aquí es donde reside la diferencia con el resto de monstruos, también posea la inteligencia y determinación de un ser humano.

Y aunque los vampiros como tal ya 'existían' antes del nacimiento de Bram Stoker, fue el novelista el que los popularizó mundialmente con su novela, que narraba mucho más que las peripecias de los pobres humanos que caían bajos las redes del Conde Drácula.


El sexo está muy presente en la novela, y no solo por la atracción que sentían los personajes humanos por el vampiro. El mismo acto de ser mordidos en el cuello por uno era una clara metáfora del acto sexual en tiempos más bien puritanos, y de entre todos los miedos que generaba el Conde uno de los más potentes es ser una criatura con un apetito (sexual) implacable que además no tenía únicamente como víctimas (sexuales) a las mujeres, sino también a los hombres.

Siguiendo esta línea de pensamiento es fácil adivinar por qué se podía debilitar a un vampiro mostrándole una cruz o con símbolos religiosos, pues pocos detractores del sexo libre han sido tan notables como la iglesia católica.

En la cinta que Cosmo emite la historia plantea para el protagonista uno de los orígenes de los que Bram Stoker se sirvió para crear a Drácula: la figura histórica real de Vlad Tepes, alias Vlad Draculea, alias Vlad el Empalador, gobernante medieval rumano célebre por la crudeza en la que trataba a sus enemigos.

'Drácula, la leyenda jamás contada' nos pone en la piel de Tepes (Luke Evans, visto en la trilogía de El Hobbit) y nos narra las terribles circunstancias que llevaron a un gobernante a abrazar las sombras para proteger a los suyos, haciendo un sacrificio que le convirtió en un monstruo.

Puedes ver 'Drácula, la leyenda jamás contada' en las siguientes emisiones en Cosmo.

Viernes 24 de Enero a las 17:34
Domingo 26 de Enero a las 09:30
Lunes 24 de Febrero a las 23:40
Sábado 29 de Febrero a las 23:58

Imágenes Vía


¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias


¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones