Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

Life Style

Cómo combatir los riesgos invernales para tu salud

El invierno es duro pero tú también



El invierno comienza a golpearnos con su duro clima. Para salir estos días a la calle hemos de prepararnos como sherpas que ascienden el Himalaya si no queremos volver al hogar con un bonito cuadro clínico. Una capa de ropa menos de la necesaria conlleva unos días en la cama.

Aunque la idea de permanecer tapados todo el día nos seduzca, lo cierto es que no podemos jugar con nuestra salud de esa manera. El invierno trae sus propios riesgos contra nuestra salud y hemos de estar preparados para enfrentarlo saliendo indemnes.

Repasemos cuáles son los mayores riesgos de este clima invernal y cómo podemos combatirlos.

Piel.


En teoría, el frío beneficiaría la salud de nuestra piel porque ayuda a conservarla, ¿cierto? Este mito solo es verdadero si, una vez en casa, hidratamos nuestra piel diariamente. Si no lo hacemos corremos el riesgo de que el clima reseque y agriete nuestra piel, lo que puede provocar la aparición de sabañones y eczemas. Además, sin hidratación, aquellas personas que sufren de afecciones dérmicas como la psoriasis o la dermatitis pueden ver agravados sus problemas de salud. Aplicar crema hidratante a diario nos proveerá de una armadura natural contra el frío invernal.

Sistema inmunológico. Catarros, gripes, resfriados... Por un lado el frío del exterior debilita nuestras defensas, situación que se agrava cuando luego pasamos a espacios interiores como oficinas, ambientes cerrados con poca ventilación en el que compartimos nuestro aire con más gente, creando un ambiente más que favorable para que los virus existentes se propaguen de una persona a otra más aún, como señalábamos más arriba, nuestras defensas han caído por el clima del exterior.


Imagen Vía

Corazón. El frío aumenta el riesgo de infarto debido a que las bajas temperaturas tienen un efecto constrictor en nuestros vasos sanguíneos, lo que aumenta el riesgo de obstrucción que puede llevarnos a consecuencias peligrosas como paros cardíacos. Esto es algo que afecta en mayor medida a aquellas personas que ya tenían más probabilidades de sufrir uno, como personas mayores, fumadores o con problemas de obesidad.

Pelo. Quizás te hayas percatado que durante los meses invernales despiertas con más pelos de lo normal en la almohada. No te alarmes, es algo normal. Es el contraste del frío con el clima de los meses anteriores, en los que hacía mucho más calor. Nuestros niveles de melatonina bajan haciendo que "mudemos" parte de nuestro cuero cabelludo. Es parte del ciclo anual y el único punto negativo es tener que sacudir nuestra almohada diariamente.

Estado anímico. Es posible que durante estos meses te sientas más triste, desanimada o desmotivada. No hay nada raro en ello. La lluvia y el clima hostil, los días más cortos, la incomodidad del exceso de ropa, la falta de luz o una menor actividad social son factores que pueden afectar nuestro estado anímico enormemente. El único remedio para esto es mantener una actitud positiva y emprender la búsqueda de nuestra felicidad respondiendo a nuestros gustos y pasiones.

El invierno es hostil, pero con el suficiente cuidado personal podemos capear el temporal de riesgos para nuestra salud que conlleva. 

Imagen de portada Vía
¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias






¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones