Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

Life Style

Los beneficios para tu mente al dejar el alcohol

No es un camino fácil

Los beneficios para tu mente al dejar el alcohol


Las navidades están a la vuelta de la esquina y seguramente te encuentres ya discutiendo en un grupo de Whatsapp acerca de las fechas en las que os viene a todos bien quedar para la cena entre amigos, o la cena con la familia,  o la cena con tus compañeros de trabajo, o...

Posiblemente, más que los compromisos temes la cantidad de resacas consecutivas que tendrás que soportar hasta bien entrado el año que viene. Y posiblemente te hayas planteado en alguna ocasión salir de esa rutina alcohólica.

Este viernes 15 de noviembre celebramos el Día Mundial sin Alcohol. Ya hemos hablado en Cosmo de los beneficios que apartarse del alcohol conlleva en nuestro físico, y hoy hablaremos de todo lo bueno que ocurrirá en nuestro cerebro si apartamos las copas de nuestra dieta navideña.

Un estudio publicado en la revista JAMA Psychiatry promulgado por científicos españoles y alemanes nos da las claves para saber cómo nuestra mente se beneficia de una ingesta cero de alcohol y de cómo se recupera si es que hemos decidido dejarlo.

Lo primero que hemos de saber es que, mientras en nuestro físico los beneficios se empiezan a notar a los pocos días de soltar las copas, nuestro cerebro tardará mucho más en recuperarse de los estragos del alcohol, dependiendo por supuesto de la cantidad de tiempo que hayamos estado consumiéndolo en nuestra vida.

Tanto nos afecta el alcohol en el cerebro que incluso habiéndolo dejado, nuestra mente seguirá empeorando durante las siguientes seis semanas. Los expertos aseguran que este mes y medio es el más complicado para aquellos que pretenden dejar la bebida.


Es en este periodo, en el que a pesar de nuestro esfuerzo no vemos beneficios, en el que más personas que tenían la intención de volverse abstemios vuelven a recaer en el hábito de beber. Normalmente cuando hacemos un esfuerzo como este esperamos resultados visibles casi inmediatos y el hecho de seguir igual tras tantas semanas de esfuerzo hace que muchos se depriman y vuelvan a recaer catalogando el intento como inútil.


Imagen Vía

Si decidimos dejarlo, lo primero que sentiremos son perturbaciones en la química de nuestro cerebro que favorecen la aparición de cambios emocionales como ansiedad, depresión o agresividad, sentimientos que querremos ahogar inmediatamente a base de alcohol. Esto se debe a que la bebida hace disminuir la segregación de serotonina, el neurotrasmisor que regula nuestro estado de ánimo. Si llegamos a ser dependientes del alcohol solo encontraremos la felicidad en el fondo de una botella, por lo que se crea un ciclo del que es muy difícil salir.

Los investigadores concluyen que no hay un camino fácil para soportar estas primeras seis semanas, aunque han comenzado a investigar un medicamento que nos pueda ayudar en este periodo clave. Es una odisea personal por la que todos y cada uno de nosotros hemos de pasar si queremos reducir nuestro consumo a niveles cercanos a cero.

Tras estas seis semanas, ahora sí, comenzaremos a ver los resultados. Por un lado los interiores, como una mejora de la salud mental que está asociada al bienestar cognitivo y emocional: nos sentiremos mejor dentro de nuestra piel. Por otro lado, mejoras exteriores, ya que se ha estudiado a aquellas personas que siendo alcohólicas consiguieron dejarlo, y vieron así reducidos sus niveles de estrés y sus problemas en el trabajo, en la familia y demás escenarios sociales. Dejar el alcohol mejora nuestro ánimo y nuestro deseo de comunicación con los demás, lo que nos evita muchos otros problemas que intentaríamos ahogar a base de más y más alcohol.

Como ves, la recompensa merece la pena pero para ello hay que atravesar un valle de lágrimas. Aunque siempre podremos aspirar al ideal que se nos aconseja desde cada botella de alcohol: beber con responsabilidad.

Imagen de portada Vía




Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias


Publicidad





¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones