Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

Life Style

Ligar cara a cara está en peligro de extinción

El auge del ligue por internet

Ligar cara a cara está en peligro de extinción



Conocer a tu pareja a través de una amistad común. Esta ha sido la manera en la que la mayoría de las parejas se ha conocido desde los años 30 del pasado siglo XX. Esta costumbre con casi un siglo de duración está a punto de ser desbancada como la más usual.

Un encontronazo afortunado en un bar, discoteca o fiesta. Si te has echado pareja durante los últimos 90 años (esperamos que sí) hay un 50% de posibilidades de que fuera en uno de los casos arriba mencionados.

Pero el avance de internet es arrollador y no solo ha cambiado el modo en el que nos comunicamos, trabajamos o compramos, sino que también le ha cambiado la cara al panorama del ligoteo durante las últimas décadas, especialmente a partir de 2009, año en el que las webs y apps de citas explotaron definitivamente y cuyo efecto no ha hecho más que crecer desde entonces.

Tan solo en la app Tinder, la más exitosa del panorama desde que se fundó en 2012, se dan unos 26 millones de "matches" al día.


Obviamente no todos acaban en la creación de una nueva pareja, pero es un número que da auténtico vértigo.

Se espera que durante el próximo 2020, el número de parejas que se conozca a través de internet superará definitivamente a cualquier otra forma de ligar, incluyendo claro a encuentros en escenarios sociales. Actualmente, más del 40% de las parejas nuevas surgen de estas webs y aplicaciones.


Imagen Vía

Los psicólogos están de acuerdo en que este nuevo modo de ligar tiene su cara positiva y su cara negativa, como cualquier otro. En el lado bueno encontramos a todas esas personas que no se sienten del todo cómodas en situaciones sociales como las que plantean bares y discotecas: mucho ruido, mucho estímulo, alcohol y una primera impresión basada únicamente en el físico de la otra persona. Todas aquellas personas que sienten que el conocer a alguien nuevo ha de contemplarse como algo más cerebral y reposado han encontrado en estas apps uno modo válido para buscar a su media naranja, sin la urgencia por la brevedad del encontronazo físico y un mayor tiempo para meditar si esa persona nos interesa en mayor o menor medida. La parte física sigue importando, de ahí que en todas estas apps sea imprescindible decorar tu perfil con fotos, pero acaba pasando a un segundo plano a medida que conocemos a esa persona de un modo más profundo a través del chat.

¿La parte negativa? Tiene que ver más con nosotros mismos que con el funcionamiento de estas apps: es más fácil mentir o "decorar una verdad" a través de internet que cuando nos enfrentamos cara a cara a la otra persona, por lo que muchas citas que se acaban consumando en el "mundo real" empiezan con una decepción. Igualmente, nos es casi imposible saber si tendremos una verdadera química con la otra persona. Que hayamos conectado a través del chat no implica que acaben saltando chispas cuando nuestros dedos se rocen.

Con estos números en la mano, es entendible suponer que las generaciones futuras verán como una anomalía el hecho de ligar offline.

¿Ves esta evolución lógica o sigues creyendo en los flechazos in situ?

Imagen Vía

Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias


Publicidad





¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones