Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

Psicología

Adictas

Una realidad paralela

Adictas
Adictas al móvil, ese artilugio que comenzó siendo un aparato sin cables que nos permitía llamar y recibir llamadas desde cualquier lugar. 
Quien nos iba a decir que hoy en día es la función que menos utilizamos, hablar. Produce cierta incomodidad comunicarnos en directo y de viva voz, cuánto mejor enviar mensajes con palabras contraídas y un montón de dibujos que sustituyen adjetivos, estados de ánimo, odios y querencias. Los emoticonos son los iconos de las emociones, la misma palabra lo dice.

mujer

Foto vía: unsplash-logoDaniel Hehn

Adictas a las redes sociales, ese escaparate virtual en el que mostramos una realidad paralela a la verdadera. 
Allí todas somos guapas, vamos bien vestidas, viajamos a lugares idílicos y mostramos unos platos más dignos de exhibirse que de engullirse.
Tan pendientes de lo que publicamos que nos olvidamos de vivirlo, tan ocupadas haciendo la foto que nos perdemos el momento y lo que sucede realmente.
Hay que llenar de carnaza las redes para poder relacionarnos con otras adictas, esas amigas que aplauden todo lo que colgamos. 
También permiten entretenimiento a las que permanecen en la sombra, las voyeur que analizan desde el anonimato y cuya crítica nunca te llega. Son las del perfil con cero publicaciones, que opinan por detrás pero que en público manifiestan con superioridad que no les gusta exponer su vida ni saber de la de los demás.

reloj 

Adictas también a las pulseras de actividad, a los Smart Watch o a la aplicación de salud del móvil, otra vez ese artilugio ladrón de tiempo.



Necesitamos medir todo para que quede constancia de que ha sucedido. Salir a correr sin saber cuánta distancia recorremos, a qué velocidad o cuanto tiempo, no cuenta.
Somos tan estúpidas que una noche de marcha con varios kilómetros hechos en zig zag, a trompicones y con una copa en la mano nos parecen saludables.
Adictas también a saber cuántas horas empleamos en nuestro descanso y cómo son nuestros intervalos de sueño. Nos despertamos para comprobar que todo se está registrando adecuadamente, el colmo.

comida


Adictas a la comida que no sabe pero es fotogénica, sobre todo después de aplicar un par de filtros para subirle el color y dar lustre a los morados y a los verdes. Da igual que el plátano sepa a nevera y que no se distinga del sabor del aguacate. 
Quién le iba a decir a nuestras madres, después de tantas peleas para que nos terminásemos el potito sin hacer pedorretas, que íbamos a llevar a orgullo y publicar abiertamente lo que nos gusta ahora comer papilla de frutas. 
Eso sí, ahora las llamamos smoothies y sólo las que están en la onda sacan la foto ideal de su merienda, añadiéndole un par de pipas Facundo peladas y una florecita con un tono que combine a la par que haga cierto contraste con el puré de plátano, kale y quinoa.

móvil


Adictas a Siri porque nos simplifica pensar y nos sigue la conversación por muy estúpido que sea lo que le propongamos, este buen ente siempre tiene respuestas ingeniosas y políticamente correctas. 

Adictas a Google Maps o a Waze para evitar orientarnos, para no trabajar en balde haciendo un ejercicio de exploración, para no molestarnos en recordar el camino que estamos haciendo y poder desandarlo más tarde.  
Caemos en sus redes cuando mirando fijamente a la pantalla y como autómatas, damos varios pasos al azar en distintas direcciones tratando de entender que significa eso de “diríjase al noroeste”.

movil


Adictas a lo que decida sacar el equipo de un señor gallego en sus distintas tiendas como la tendencia de la temporada.
Si hay que dormir con lentejuelas, se duerme. Si hay que ponerse un camisón con unas deportivas de corte espacial para ir a comprar el pan, también.
Si salimos a cenar en pijama somos muy chic y si esa misma prenda nos la llevamos a la oficina, rozamos el podio de la más elegante.

cremas

Foto vía: unsplash-logoToa Heftiba

Adictas a lo eco, a lo vegano y a lo no testado en animales.
Es importante que el esmalte de uñas no contenga gluten, que los macarrones lleven algas y sean ecológicos, que consumamos chuletas veganas para no descuidar el aporte de proteína y que utilicemos un edulcorante producido en el laboratorio para conseguir ser 100% natural.

cajas

Foto vía: unsplash-logofreestocks.org

Adictas a todo lo que venga escrito en inglés.
Ya no no tomamos aperitivos, ahora pedimos snacks y, para justificar que somos educadas aunque comamos con las manos, lo que hacemos es dippear.
Usamos todo Smart: el Phone, el Watch y la TV. Necesitamos ver muchos likes en nuestros dispositivos para subir la autoestima.
No nos vestimos, nos ponemos un Outfit y nos convertimos en Influencers si logramos combinar todo con suficiente glamour para parecer muy fashion.
El inglés es lo que tiene, le da a todo un halo de sofisticación, elegancia y modernidad. No hay más que ver a esos caballeros con piel de color gamba que se pasean por las playas del Levante en taparrabos y camiseta sin mangas para entender el motivo.

mujer

Foto vía: unsplash-logoHipster Mum


Que nadie se sienta ofendida, soy de las vuestras, escribo desde “dentro”.
Os cuento todo esto tecleando sin pausa en un portátil de esos último modelo, fibra óptica a pedales y comprobando en Google que escribo todos los anglicanismos correctamente.
Me haría un selfie para demostraros la veracidad de lo que os digo pero estoy sin maquillar, con ojeras y antes muerta que mostraros el glamour de mi escritorio.
Sueño con terminar pronto porque me suenan las tripas y quiero hincarle el diente a un snack ecológico sin gluten de color lila antes de salir a contar mis pasos mientras pienso qué contaros en eI próximo artículo.

Sobre la autora: 
Ingrid Pistono, licenciada en Psicología con Máster en Psicoterapia del Bienestar Emocional.
Instagram: @ingrid_pistono_psicologa


Comentarios

Silvia, de Madrid: Hace 3 meses

Que buen artículo me encanta el espíritu crítico.... y que de verdad utilicemos la tecnología como un medio y no como un fin Gracias por hacernos ver el componente de moda!! en todo ello

susana, de Madrid: Hace 3 meses

Jajaja identificada con muchas cosas, pero es un poco lo q toca, o t subes al carro o t quedas obsoleta... eso si d vez en cuando una necesita dejar todos los artilugios en casa echarse x ahí a navegar y desconectar de la rutina diaria, y del mundo en general

Ana Pozas Mariscal, de : Hace 3 meses

Genial, como es lo habitual. Divertido, ingenioso y muy constructivo. Todos tus artículos, además de entretener hacen pensar. Gracias y enhorabuena

Paola, de Madrid: Hace 3 meses

Me encantó el artículo! Has logrado sacarme unas buenas carcajadas mientras pensaba con cuántas de esas adicciones me identifico...

Eva, de Madrid: Hace 3 meses

“Great” el articulo Te felicito de corazon Q risa!!!

fernanda, de madrid: Hace 3 meses

Madre mía!!!.me he sentido identificada una barbaridad sobre que has escrito.Me he reído, pero a la vez me ha entristecido a lo que hemos llegado. Me ha provocado dulzura y amargor a la vez. Una buena reflexión para volver a la esencia de lo que es importante sin tanto maquillaje. Gracias Ingrid de corazón.

Fatima, de Madrid: Hace 3 meses

Buenísimo, me he reído un montón! Total total!! aunque no me identifico con todo, menos mal, si con muchas cosas.

Margarita, de Guitiriz: Hace 3 meses

Divertidísimo este artículo pero lo cierto es que no se si reir o llorar...¡que situaciones tan ridículas! Y lo peor es que yo hago la mayoría de ellas...

Guadalupe, de Madrid: Hace 3 meses

Somos imperfectas. Genial! Que rollo hacerlo todo bien. Verdad. 😜😘

Ana, de Gijon: Hace 3 meses

Ja, ja, ¡muy bueno el articulo! Identifico tal cual todo lo que expones, no podemos ser más bobas a veces, es importante decidicarle un tiempo y pensar en ello

 
Más noticias


Publicidad





¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones