Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

Life Style

Cómo llevar el Feng Shui a tu cocina

Domina la receta del Chi

Cómo llevar el Feng Shui a tu cocina


Hoy te traemos algunos consejos para tu cocina, pero no requieren de ingredientes o de utensilios para realizarlos. No vamos a crear una receta saludable: vamos a crear una cocina saludable. Y con cocina nos referimos al espacio de tu casa que empleas para elaborar tus platos.

¿El estilo? El llamado Feng Shui, un antiguo sistema filosófico chino de origen taoísta basado en la ocupación consciente y armónica del espacio, con el fin de lograr de éste una influencia positiva sobre las personas que lo ocupan. Esta disciplina pretende dominar el aliento vital también conocido como chi, un flujo vital que recorre el mundo y que nosotros podemos no dominar pero sí encauzar para que recorra nuestro cuerpo o el espacio que ocupemos de un modo positivo.

Seguro que conoces disciplinas que buscan identificar el chi en nuestro cuerpo, pero ¿podemos trabajarlo igualmente en los espacios que habitamos? La tradición china nos dice que es posible.


Estos son algunos consejos para transformar nuestra cocina y adecuar su atmósfera.

Los tres fundamentos del Feng Shui. A saber: orden, limpieza y desapego. Todos tenemos en nuestra cocina multitud de aparatos, contenedores como tuppers e instrumentos de cocina que no utilizamos. Una avalancha de objetos que en ocasiones se precipita hacia nosotros cuando abrimos un armario. La idea es sacar de la cocina todo aquello que sepamos no estamos utilizando. De la misma manera que guardamos la ropa de invierno en un armario independiente cuando llega el calor, la idea es buscarnos un almacén, preferiblemente fuera de la zona que usamos para cocinar, para guardar lo que no usamos. Con este desapego es mejor encontrar el orden, y con el orden es más sencilla la limpieza.


Imagen Vía

Flujos. No todos podemos permitirnos renovar completamente una cocina para buscar el equilibrio, pero según esta enseñanza oriental es preferible que la cocina se sitúe cerca de la entrada del hogar pero ojo, sin tener contacto directo con el exterior. El flujo del chi que llega desde la calle, al no estar controlado por nosotros, puede inundar esta estancia y deshacer todo lo que hayamos conseguido dentro de ella. Del mismo modo, la cocina no debe tener línea visual directa con la puerta del baño. Por los mismos temas de flujos de chi y claro, por los olores. La cocina es el punto neurálgico del chi en nuestro hogar. Si este se contamina aquí, energías negativas recorrerán toda nuestra casa.

El equilibrio de los elementos. Los chinos distinguen cinco: agua, fuego, tierra, madera y metal. Para encontrar el equilibrio la estancia debe tener la justa cantidad de cada uno de ellos. El fuego y el agua pertenecen de manera natural a nuestra cocina, por lo que procuraremos que nuestros muebles y la decoración contengan madera y metal. Para conseguir incluir el elemento tierra, nada mejor que una maceta con plantas en el punto más iluminado de la estancia.

Distribución de los muebles. Como decíamos, vamos a intentar no tener que realizar obras en la cocina para encontrar el Feng Shui. La tradición nos dice que el espacio que habite la persona que cocina no debe dar la espalda a la puerta de la cocina mientras esté con las manos en la masa, pues según esta disciplina, toda energía desconocida que nos llegue por la espalda puede convertirse en negativa. Lo aplicamos también a las ventanas que permanezcan abiertas durante la elaboración de nuestras recetas.

Luz. Decíamos que no se debe dar la espalda a las zonas de entrada de la casa como puertas o ventanas. Aprovecharemos la luz natural que nos brindan estas últimas para colocar allí nuestro lugar de trabajo cocinero, aquel donde preparamos y cortamos los alimentos que vamos a consumir. Todo rayo de sol ha de ser aprovechado, ya que la luz artificial enturbia nuestro chi y debemos evitarla en la medida de lo posible.

Si te has quedado con ganas de conocer más secretos de una buena cocina te recomendamos no perderte Julie y Julia, la historia de dos cocineras interpretadas por las maravillosas Meryl Steep y Amy Adams.

Puedes verla en las siguientes emisiones.

Miércoles 4 de Septiembre a las 23:08
Sábado 7 de Septiembre a las 15:15
Miércoles 11 de Septiembre a las 08:30
Domingo 13 de Octubre a las 15:30
Martes 15 de Octubre a las 23:00
Miércoles 16 de Octubre a las 15:45

Imagen Vía

Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias


Publicidad





¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones