Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

Cine

Breve historia del cine de catástrofes

Cosmo emite Twister y Pánico en el túnel

Breve historia del cine de catástrofes


Incendios, terremotos, tornados, inundaciones, volcanes, avalanchas, huracanes... Cuando el "villano" de la película resulta ser la Madre Naturaleza lo único que pueden hacer los protagonistas es rezar para estar en el grupo de los escasos supervivientes que suelen salir vivos de esta clase de cintas.

El cine de catástrofes es tan antiguo como el cine mismo, pues siempre nos ha fascinado la capacidad destructiva de la naturaleza, que pasa por encima de nuestra civilización como un niño con una lupa pasa por un hormiguero. Hay algo atrayente en todo poder destructivo que no podemos controlar.

Vamos a hacer un repaso por la historia de un subgénero que se empeña en destruir el planeta una y otra vez.

Inicios del cine comercial. La total destrucción de nuestros entornos no bastaba en un principio para atraer al público a las salas de cine. Debías salpimentar la mezcla con los mejores actores de cada generación, una lección que llega hasta nuestros días. San Francisco (1936) está considerada la primera peli del género. Narraba el inmenso incendio real que sacudió a la ciudad californiana 30 años antes del estreno de la cinta. Los galanes Clark Gable y Spencer Tracy luchaban por salir ilesos. Esta primera fase solía adaptar a la gran pantalla tragedias reales no muy lejanas en el tiempo.

Años 50: llegan los aliens. Los extraterrestres tuvieron su primera época dorada en el cine en la década de los 50, en los que intentaron destruir La Tierra en muchas ocasiones dentro de la ficción de cintas como The Day the Earth Stood Still (1951) o La Guerra de los Mundos. Durante muchos años se usaba este subgénero para representar el miedo al alien (el otro, el extranjero) y al temor nuclear que nació con los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki en la Segunda Guerra Mundial.

Años 70: miedo a viajar. Durante los años 70 se hicieron notables avances en los medios de transporte. Trenes, coches y aviones rapídisimos que hacían de este mundo un lugar más pequeño y accesible, pero que conllevaban sus propios riesgos. La Aventura del Poseidon (1972) y sus variantes y secuelas nos metieron el miedo al océano en el cuerpo y la saga Aeropuerto, con cinco secuelas, a los aviones. Todo aquel que tenía un nombre en la industria estaba destinado a tener un mal viaje, desde Alain Delon hasta Jack Lemmon pasando por Burt Lancaster, James Steward o Christopher Lee.

Años 70-80: animales peligrosos. Si la saga Poseidón nos había hecho mirar con malos ojos al mar, en 1975 llegaría Steven Spielberg para completar el trauma. La primera Tiburón aún está fresca en las pesadillas del imaginario colectivo, miedos que seguirían alimentándose con sus secuelas y cintas que buscaban capitalizar el éxito de la cinta de Spielberg, como Piranha (1978) y su secuela, Orca, La Ballena Asesina o Tintorera.



Imagen Vía

Años 90: el Renacimiento del género. Durante esta década, y gracias a los avances tecnológicos en efectos especiales a los que Parque Jurásico (también de Spielberg) dio el pistoletazo de salida, vivimos un resurgimiento del cine de catástrofes. No se centrarían en un tipo de catástrofe en concreto sino que sacarían a relucir todas y cada una de ellas, esta vez con suntuosos efectos digitales. Desde volcanes (Un pueblo llamado Dante's Peak o Volcano), al regreso de los aliens (Independence Day o Mars Attack), meteoritos (Armageddon o Deep Impact), incendios (LLamaradas o Pánico en el túnel) a tornados (Twister). De hecho, una de las películas más recordadas y premiadas de la década se engloba en este género. Hablamos del Titanic de James Cameron.

Actualidad: Segundo Renacimento. Y llegamos a nuestros días en los que Hollywood nos repite que, debido a que no se nos ocurren catástrofes nuevas y la tecnología ha vuelto a dar un salto adelante, tenemos una nueva hornada de cine de catástrofe sin subgénero específico. Desde los tsunamis de Lo Imposible a los terremotos de San Andreas, pasando por los volcanes de Pompeya.

Cosmo te ofrece este fin de semana dos planes catastróficos diferentes. Por un lado Twister, en el que un grupo de cazatormentas se empeña en enfrentarse al mayor tornado que han visto los Estados Unidos y por otro Pánico en el túnel, en la que el mismísimo Stallone deberá poner sus músculos al servicio de un grupo de personas atrapadas en un túnel bajo el río Hudson, en Nueva York.

Resguárdate, acumula provisiones y disfrútalas en las siguientes emisiones.

Twister.
Viernes 23 de Agosto a las 22:00
Domingo 25 de Agosto a las 17:26
Martes 27 de Agosto a las 16:57

Pánico en el Túnel.
Sábado 24 de Agosto a las 15:30
Martes 27 de Agosto a las 09:00
Jueves 19 de Septiembre a las 22:00
Domingo 22 de Septiembre a las 17:38
Martes 24 de Septiembre a las 09:00
Viernes 25 de Octubre a las 22:15

Imagen de portada Vía

Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias


¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones