Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

Actualidad

Diez consejos para niños que evitan problemas con perros y mejoran la convivencia

Mejor prevenir que curar

Diez consejos para niños que evitan problemas con perros y mejoran la convivencia
1- Siempre pedir permiso a los dueños antes de tocar a los perros.
Aunque veamos a perros sueltos y nos parezcan amistosos, nunca hay que tocar perros que no conocemos, por ello, lo primero es preguntarle a su dueño si se le puede tocar.

2- Si levantamos los brazos, puede que nos salten encima.
En el lenguaje canino, levantar los brazos invita los perros a saltar.

3- Por el contrario, evitaremos que se suban si les damos la espalda.
Si el perro salta o va saltar, lo único que tiene que hacer el niño es darse la vuelta, eso automáticamente hará que el perro no le salte.

4- Si les abrazamos, pueden sentirse agobiados.
No a todos los perros les gustan los abrazos, hay que tener cuidado especialmente si el perro no es tuyo. Las caricias suaves por el costado son mejor opción.

perro


5- Nunca debemos correr de frente hacia los perros, acercarnos mucho a su cabeza ni abalanzarnos encima de ellos.
Sobre todo con los perros que nos encontramos por los parques, porque algunas mascotas más tímidas o inseguras pueden sentirse intimidadas y responder frente a estos comportamientos.

6- No nos acercaremos a un perro que esté suelto, atado sin el dueño, cuidando a sus cachorros, o dentro de algún coche.
Frente a estas circunstancias lo mejor es dejarles tranquilos, y si hubiera algún problema, buscar al dueño.

perro


7- No es conveniente jugar bruscamente con los perros, alterarle puede tener consecuencias negativas inesperadas.
Si quiero que mi perro sea equilibrado y pueda jugar tranquilamente, no le altero fomentando juegos nerviosos.

8- Al agacharnos les invitamos a acercarse.
Fijaros que los niños están más a su altura que los adultos, por ello, hay que enseñarles a darse la vuelta si no queremos que se acerquen a saludar.

perro


9- Bostezando les trasmitimos tranquilidad.
Ellos también utilizan el bostezo como señal de apaciguamiento con individuos de su misma especie y con nosotros cuando nos sienten muy tensos.

10- Cuando veamos a un perro enfadado, permaneceremos quietos como arboles, sin levantar la mirada y con las manos pegadas al cuerpo y pedir ayuda a un adulto inmediatamente.

Sumara Marletta
Experta en Comportamiento Canino. Autora de “La niña que sabía de perros”, “Miriam educa a su cachorro” y “Dentro de tu corazón”.
Para saber todo sobre educación canina visite www.consultoricacanina.com

Foto de portada vía

Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias


¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones