Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

Actualidad

¿Por qué Catalina prefiere conducir ella misma cuando viaja con sus hijos?

La esposa del príncipe Guillermo organizó un picnic para sus tres retoños en el maletero de su coche este miércoles durante una jornada de polo en la que estuvieron apoyando al nieto de Isabel II

¿Por qué Catalina prefiere conducir ella misma cuando viaja con sus hijos?
Lo habitual es ver a los royals llegando a los eventos fijados en su agenda a bordo de coches con chófer. Sin ir más lejos, la costumbre de la duquesa de Sussex de cerrar ella misma la puerta del automóvil dio mucho de qué hablar, para bien y para mal, en su momento al tratarse de una nueva ruptura por su parte con el protocolo.

Su cuñada Catalina, sin embargo, tiene por costumbre ponerse al volante de su propio vehículo siempre que se le presenta la ocasión, al igual que la reina Isabel II y su marido el príncipe Felipe, y este martes volvió a hacerlo para asistir a un partido de polo en el que jugaban tanto su marido, el príncipe Guillermo, como el hermano de este, Enrique.

Esa aparición pública generó una gran expectación al tratarse de la primera que reunía a los más pequeños del núcleo duro de la familia real británica: los tres hijos de los duques de Cambridge y el primogénito de los de Sussex, Archie.

Esa casualidad sirvió para descubrir por qué Catalina parece preferir conducir ella misma cuando se trata de este tipo de actos menos formales: pasadas unas cuantas horas tras su llegada, reunió a su alrededor a sus retoños y comenzó a preparar un picnic improvisado mientras sostenía en brazos al benjamín, el príncipe Luis, de 14 meses, y los dos mayores, Jorge y Carlota, esperaban sentados en el maletero, que ella convirtió en un improvisado buffet.

Entre los aperitivos que había preparado en contenedores de plástico había desde palitos de zanahoria, pimiento cortado en tiras, bizcocho y galletas; la duquesa no olvidó de empaquetar platos desechables y tazas de plástico para que los niños pudieran manejar con facilidad toda la comida. La otra ventaja de haberse llevado el coche es que, después de comer, su hijo mayor se echó una breve siesta tumbado en el interior para recargar fuerzas antes de volver a jugar de nuevo.


Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 


Publicidad





¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones