Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

Actualidad

El baile que inició una revolución en Irán

El baile que inició una revolución en Irán


Este mismo fin de semana tienes una triple cita en Cosmo con películas que elevan el baile a la categoría de arte.

Step Up (sábado), Fama y Dirty Dancing (domingo) son tus tres oportunidades de unirte a la coreografía. Pelis alegres, divertidas y con ritmo sin más intención que hacerte pasar un buen rato, del mismo modo que funciona el baile.

Pero a lo largo de la Historia hemos asistido al nacimiento de bailes que tenían intenciones más elevadas que entretenernos y hacernos sudar un poco. Pasajes negros de nuestra historia en la que la represión, la ignorancia y el miedo atenazaban a una sociedad que no tenía más remedio que permanecer inmóvil... hasta que alguien dijo basta.

No tenemos que remontarnos a recónditos pasajes de nuestra historia para buscar ejemplos.


Está pasando en este mismo momento en Irán. Se trata de una República Islámica bajo Teocracia regido bajos las normas de la Sharia, el cuerpo de derecho del país que no solo dicta la forma política de la nación, sino también la del comportamiento del sus ciudadanos y se permite definir conceptos tan abstractos como el bien o el mal, siempre bajo los preceptos del Islam.

No estamos aquí para discutir la moralidad correspondiente a un país o una religión, pero sí marcamos una línea en el suelo ante aquellos que oprimen a sus ciudadanos debido a normas arcaicas o a dirigentes incompetentes. 

Todo empezaba con el divertido e inocente baile de una joven iraní de 18 años, Maed Hojabri, que subió a las redes sociales su particular coreografía de la canción Gentleman.

Un gesto común e inocente en la mayoría de países del mundo, pero que Irán le supuso a la joven una condena por saltarse el precepto de hacer "gestos ilícitos" de forma pública y sin velo, a pesar de que Maed bailaba en su hogar y, por mucho que subiera este vídeo a las redes, el Islam deja claro que solo es ilícito cuando se hace público, es decir, en la calle.

Vacíos legales aparte, este hecho podría catalogarse como uno más de las injusticias que algunos gobernantes cometen a sus ciudadanos, pero no ha sido el caso. 

Maed no solo interpretaba un baile, daba un ejemplo. Un ejemplo de cómo vivir sin miedo, de cómo distanciarse de normas prohibitivas y absurdas que se siguen por mera tradición y de valentía total y absoluta.

Y, afortunadamente, un ejemplo que muchos otros jóvenes del país han seguido. Tras la condena de la joven, muchos otros se apresuraron a etiquetarla en sus redes sociales en publicaciones donde ellos mismos imitaban el mismo baile. Si van a detener a uno de ellos por bailar, los tendrán que detener a todos.

"Dejad que seamos libres". "Dejad que la gente viva a su modo". "Estáis robando nuestra adolescencia". "Por la juventud, por la libertad y por la alegría, yo bailo". Son algunas de las frases que acompañan estos vídeos que los jóvenes iraníes están subiendo en masa a las redes.

Ellas, bailando sin velo si así lo eligen. Ellos, bailando y apoyando la decisión de ellas.

El baile, así en general, es un asunto prohibido en Irán desde la Revolución Islámica de 1979. Pero nada está escrito en piedra, ni siquiera la Historia. Es la decisión de estos jóvenes iraníes el imponerse a lo que ellos ven como una injusticia y cambiar la cara de un país. A mejor.

Imagen Vía

Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 


¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones