Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

Sexo

Rejuvenecimiento vaginal: ¿necesidad o estética?

Cada mujer decide la respuesta

Rejuvenecimiento vaginal: ¿necesidad o estética?


Rejuvenecimiento genital femenino. Seguramente hayas escuchado esa expresión y hayas dejado volar tu imaginación.

Recuperar la elasticidad y tonificar los músculos vaginales son dos de los objetivos principales de las mujeres que se someten a estas técnicas, que enseguida comentaremos, pero no es menos cierto que un gran porcentaje de esas mujeres buscan un fin meramente estético, como someternos a cirugías de belleza en cualquier otra parte de nuestro cuerpo.

Recientemente se ha abierto la polémica: ¿es una intervención propiciada por la necesidad o solo por la estética? No hay respuesta correcta. Esto dependerá de la importancia que cada una de nosotras le dé al sexo, y eso es algo único e intransferible para cada ser humano.

Mejorar la funcionalidad y la percepción de las sensaciones, del placer en la respuesta sexual, puede parecernos a unos un motivo frívolo para intervenirse mientras que para otros nos resultará absolutamente imprescindible en pos de vivir una vida feliz y completa.

Cuando nos acercamos a los 50, nuestros niveles de estrógenos desciende y como resultado el grosor de nuestras paredes vaginales mengua. La falta de lubricación, interna y externa, hace que la mucosa se seque y desaparezca.


Este es un problema real que a toda mujer le toca vivir.

Pero operarse por estética es igual de válido ya que la vagina forma parte de nuestro cuerpo, cuerpo que compartiremos con la persona deseada de nuestra elección y, como toda parte de nuestro cuerpo, queremos que esté perfecta. No es solo seguridad en una misma, sino que de ello puede depender el modo en que nos vemos ante el espejo y de cómo nos relacionamos con nuestra autoestima.


Imagen Vía

Una vez acarado que nunca podremos aclarar si es una intervención necesaria o meramente estética, podemos pasar a ver los diferentes métodos que se engloban en el llamado rejuvenecimiento vaginal. 

Láser. Se usa actualmente para combatir la incontinencia y la laxitud vaginal. El láser quemará la mucosa dejando paso a la formación de nuevas células, rejuveneciendo así nuestra zona íntima.

Acido hialurónico. Destinada a combatir la resequedad vaginal. Las inyecciones de este ácido anulan la falta de hidratación que pueden conllevar dispareunia y molestia genital. Su efecto dura 9 meses, tras los cuales habría que repetir sesión.

Plasma rico en plaquetas. O PRP. También combate la sequedad. Se extrae una muestra de sangre a la paciente y se centrifuga, separando posteriormente el plasma enriquecido e inyectándoselo de nuevo a la paciente. Hay que repetir sesión cada doce meses.

Lipofilling. O Lipoestructura de relleno. Consiste en inyectar grasa en nuestros labios mayores para darles firmeza. Una comparativa muy sui géneris sería decir que es el botox de nuestra vagina.

Ya sea por estética o por necesidad, no viene nada mal informarnos de los diferentes tratamientos, sus pros y sus contras, y sus resultados, antes de someternos a intervención.

Imagen Vía

Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias


¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones