Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

No categorizada

Gatos y humanos: una relación a través de la Historia

20 de febrero, Día Internacional del Gato



El 20 de febrero celebramos el Día Internacional del Gato. Y si ahora mismo estás pensando en que ya celebraste esta festividad el pasado verano no te equivocarías. De hecho, los gatos tienen hasta tres días internacionales dedicados a sus peludas figuras (también el 8 de agosto y el 29 de octubre), así que tenemos que deducir que son ellos mismos los que nos obligan a celebrarlo tres veces, pues como toda persona que haya convivido con un felino sabe, aquí se hace lo que los gatos digan.

Porque no nos engañemos, los gatos llevan siendo nuestros dueños desde hace milenios. Concretamente siete milenios.


El pasado 2004 un grupo de arqueólogos descubría una tumba en Chipre, compartida entre un noble y su mascota felina, la primera de la que tenemos pruebas.

Pero es a los egipcios a los que les debemos la domesticación del gato, si es que domesticar es lo que hicieron, porque como ya hemos dejado claro, nosotros creemos que ellos nos domesticaron a nosotros para conseguir sus propios fines. Como ocurrió con los perros, fueron los gatos salvajes los que decidieron acercarse a nuestros poblados, a sabiendas de que nuestros depósitos de comida una vez nos hicimos sedentarios, llamarían la atención de muchos roedores desprevenidos que les sirvieran de cena. No solo nos evitaban la desagradable experiencia de cruzarnos con una rata en nuestro hogar, sino que poco a poco las enfermedades que nos traían estos roedores fueron desapareciendo. Además, en tierras como las egipcias, prevenían la aparición de serpientes y todos los peligros que conllevaban.

gatos, dia, internacional, felinos, historia, egipto, felinos, mininos, cats

Imagen Vía


Y así, no nos extraña que los egipcios los convirtieran en divinidades poniéndole rostro felino a la diosa Bastet,​ símbolo de la fecundidad y de la belleza, de la luz, el calor y la energía solar, pero también, debido a sus rasgos felinos, representaba el misterio, la noche y la luna. Atreverse a hacerle daño a un gato en el antiguo Egipto podría suponer una inmediata pena de muerte al malhechor. Tanto era así que en el año 525 antes de Cristo, los persas, enemigos de Egipto, atacaron la ciudad de Pelusio atando gatos a sus escudos, lo que hizo que los defensores egipcios se negaran a atacar, perdiendo así la ciudad ante los persas.

Los griegos, interesados por los beneficios de la presencia felina, comenzaron a secuestrar gatos egipcios para llevarlos a sus tierras, y así es como el gato doméstico entró en Europa, extendiéndose desde ahí hasta los actuales países de Francia, Inglaterra o España. Y como buen puerto comercial que era, Egipto también exportó felinos a las lejanas tierras de Japon, China y La India.

Pero no siempre fueron nuestros aliados. Llegada la Edad Media, una época bastante oscura de nuestra Historia, los gatos comenzaron a ser rechazados por orden de la Iglesia, que los consideraban seres malignos y conspiradores, aliados del diablo. Fueron malos tiempos para nuestros compañeros felinos.

Las cosas volvieron a cambiar en el siglo XIX. Movimientos artísticos como los que aparecieron en Francia convirtieron al gato en un símbolo del romanticismo y el misterio, de la belleza y la pasión. Todas las leyendas negras nacidas en la Edad Media comenzaron a desaparecer y aceptamos a los gatos como nuestros compañeros no sólo en el campo, sino también en las ciudades.

gatos, dia, internacional, felinos, historia, egipto, felinos, mininos, cats

Imagen Vía


Vivieron un siglo XX plácido a sabiendas de que el perro era el mejor amigo del hombre, esperando su momento. Y este momento llegó con la aparición de internet, que es cuando los felinos dieron un golpe en la mesa y volvieron a reclamar su puesto como divinidades. Ya fuera a base de memes o vídeos de sus monerías, los gatos volvieron al lugar que les corresponde.

Tanto es así que hoy día contamos incluso con celebridades felinas, gatos únicos que tienen millones de seguidores que siguen sus actividades diarias. Desde el Gato Gruñón (Grumpy Cat, perpetuamente enfadado) a Maru, el gato japonés que adora atorarse en cajas, pasando por Choupette, la divina mascota del diseñador Karl Lagerfeld, disponemos de todo un star system de mininos famosos.

Si le preguntas a un gato por qué tenemos que celebrar tres veces un día internacional dedicado a ellos seguramente te responda que les parecen pocos. Así son y así hemos aprendido a quererlos y admirarlos.

Feliz día a todos los felinos y a sus mascotas humanas.

Precisamente Lucky Cat, o Gato afortunado, es el nombre de uno de los restaurantes de una célebre mascota humana, el chef Gordon Ramsay, del que puedes disfrutar en Cosmo gracias a Hells's Kitchen (USA) de lunes a viernes. Consulta nuestra guía de programación para no perderte una emisión.

Imagen de portada Vía
¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias






¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones