Hemos actualizado nuestra política de privacidad



Ahora, más transparencia en el tratamiento de tus datos personales y adaptada al reglamento (UE) 2016/679 de 27 de abril de 2016 en vigor desde el día
25 de mayo de 2018


Puedes leerla aquí     Cerrar

Usamos cookies [propias y de terceros] para ofrecerle contenidos adaptados a sus intereses. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso.
Puede aquí consultar nuestra Política de Cookies.

Sexo

Las 4 mejores posturas para tener multiorgasmos

Máximo placer

Las 4 mejores posturas para tener multiorgasmos


Puede que la palabra multiorgasmo nos suene más a deseo irrealizable o a ciencia ficción, pero lo cierto es que es una cualidad femenina que el 47% de las mujeres poseen.

Muchas de estas mujeres ni siquiera son conscientes del superpoder que implica disfrutar de varios orgasmos seguidos en un corto periodo de tiempo. Es posible que aún no sepan que existe un parque de atracciones dentro de ellas, y posiblemente es debido a compañeros de cama que no han buscado ese tesoro incluso cuando una X les marcaba el camino.

Sabiendo que casi la mitad de la población femenina puede disfrutar de multiorgasmos, nos queda por saber de qué maneras podemos acceder a ellos fácilmente. Y es por ello que, haciéndonos eco de un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Indiana y el Instituto Kinsey, vamos a explicar las cuatro posturas en las que las mujeres encuestadas conseguían múltiples orgasmos con mayor facilidad. Apunta.

1. La V. El sexo oral es la mejor preparación para la penetración, y empezaremos por esta postura para ceñirnos a un supuesto orden cronológico en la relación sexual.

Ella se sentará en el extremo de la cama, dejando las piernas fuera y eligiendo si quiere permanecer sentada o reposando la espalda. Él se posicionará de rodillas frente a ella, quedando a la altura perfecta para el sexo oral. Si tu misión es conseguir un multiorgasmo es aconsejable empezar suave, estimulando el clítoris únicamente y pasar poco a poco a la penetración con lengua y dedos, con los que se buscará el punto G y buscando la pared vaginal frontal. El truco de La V es que el hombre conozca lo suficiente a su pareja femenina para que pueda hacerla escalar en placer poco a poco, explotando en una traca de orgasmos final que te dejará preparada para la siguiente postura.

orgasmos, multiorgasmos, posturas, como

2. El agarre. Para esta práctica ni siquiera tendrás que cambiar de postura: puedes seguir posicionada bocarriba pero es aconsejable colocar también las piernas sobre la cama y que no queden colgando.

Él se posicionará sobre ella, mirándose ambos a los ojos. Ella agarrará con sus piernas el cuerpo del hombre presionando con sus muslos los laterales de los glúteos de él. La idea es que el movimiento pendulante de la penetración sea fruto del movimiento de tus piernas, que serán las que guíen el cuerpo de él arriba y abajo, mandando en la penetración. Además el roce entre ambos cuerpos en esta postura facilita la estimulación del clítoris, por lo que los orgasmos van a llegar.

3. La muñeca de trapo. Esta postura bien podría llamarse "la cucharita con penetración". Es tan simple como tumbaros juntos mirando ambos en la misma dirección.

La idea es que él permanezca firme y quieto, y que seas tú la que a través de un movimiento circular vaya dirigiendo la penetración. Lo ideal es que él tenga la pericia, y los brazos lo suficientemente largos, como para acceder a tu clítoris con los dedos e ir acompañando la penetración con un suave masaje en la zona que puede coordinar con tus movimientos pélvicos. Placer asegurado.

orgasmos, multiorgasmos, posturas, como

4. El masaje de pene. Contrariamente a lo que pudiera parecer por el nombre de esta postura, el masaje de pene está destinado a dar placer a la mujer. Se puede practicar de varias maneras pero la más eficaz es contigo encima de su cuerpo tumbado.

Para realizar este masaje, trataremos de que el pene se introduzca en la vagina y la recorra de manera circular, recorriendo nuestro interior con un suave movimiento y estimulando así hasta el último rincón. Para él será inmensamente placentero pero al ser tú la que manda en el movimiento puedes ir buscando tu propio placer a tu ritmo hasta que el multiorgasmo te alcance. Él no se va a quejar.

Estas son sólo cuatro posturas pero estamos abiertos a conocer más. Haznos saber en los comentarios si conoces alguna otra.

Esperemos que los participantes de First Dates: Reino Unido sepan poner estas posturas en práctica para darles una alegría a sus parejas. Puedes comprobarlo de lunes a jueves en las tardes de Cosmo.

Imagen Vía

Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias