Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso.
Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.

Sexo

El sexo, el mejor remedio para la resaca

Olvida los medicamentos

El sexo, el mejor remedio para la resaca


Tras unas fiestas navideñas en las que probablemente te habrás excedido, y nosotros no somos nadie para juzgarte, habrás vuelto a hacer buenas migas con esa vieja amiga llamada resaca.

Ya sea tras la comida de empresa, la cena de Nochebuena o la fiesta de Nochevieja, todos los que disfrutamos del alcohol nos habremos despertado alguno de estos días con agudos dolores de cabeza y malestar general.

Existen varios medios para suavizar su efecto, aunque los expertos nos dicen que no hay ninguno para deshacerse de ella inmediatamente como tampoco lo existe para librarse de un resfriado.

Todo lo que podemos hacer es atenuar sus efectos hasta volver a la cama y pasar por otro proceso de sueño reparador que nos aliviará gran cantidad de males.

El escritor Kingsley Amis, en su libro Everyday Drinking (Beber todos los días) ya aventuraba en el año que escribió su manuscrito, 1983, que uno de los remedios más efectivos contra una resaca es una buena sesión de sexo.

Para explicar su teoría, el novelista dividió en tres los factores en los que el sexo nos ayuda en estas tesituras, y serían los siguientes:

sexo, resaca, remedio

1- El sexo es ejercicio. ¿Has escuchado de esos valientes que salen a hacer running tras una noche de alcohol? No, nosotros no te sugerimos que realices tal proeza. Pero si lo hacen, es porque el ejercicio nos ayuda a recuperar los niveles normales de nuestro organismo como buen ejercicio cardiovascular y sobre todo, nos ayuda a sudar. El sudor ayuda a eliminar las toxinas que hemos acumulado durante la ingesta de alcohol, permitiendo que nos recuperemos más rápido. Y como decimos, ¿qué mejor ejercicio que el sexo? No hace falta una maratón sexual para recuperarnos, simplemente disfrutar de el.

2- El sexo es analgésico. Los analgésicos son aquellos medicamentos que nos ayudan a calmar o eliminar el dolor, ya sea de cabeza, muscular, de artritis... y los propios de la resaca. El alcohol duerme nuestros sentidos durante la borrachera, pero estos efectos desaparecen a la mañana siguiente, dejándonos incómodos dolores. La buena noticia es que, según la comunidad médica, el sexo sirve como analgésico ya que regula y mantiene en buen estado a nuestro sistema inmune. Un polvo mejor que un ibuprofeno, pues.

3- El sexo es antidepresivo. La oxitocina es una hormona que producimos en nuestro hipotálamo, y que entre otras cosas se encarga de que sintamos sensación de placer. Cuando nos emborrachamos producimos grandes cantidades de esta hormona, de ahí la sensación de euforia que nos da el alcohol, pero el problema viene al despertar. Después del subidón viene el bajón, y a nuestro cerebro le cuesta más producir dicha hormona en las primeras horas de la resaca, dejándonos con una amarga sensación de tristeza. ¿Y sabes qué puede hacer que nuestro cerebro vuelve a ser regado con la hormona del placer? Lo has adivinado: el sexo. Ahora bien, este último apartado tiene truco, pues la oxitocina está más relacionada al sentimiento de amor que al del sexo. ¿Qué quiere decir esto? Que sólo nos recuperaremos si tenemos verdaderos sentimientos de amor por nuestra pareja, así que no nos valen para este apartado los polvos de una noche.

La próxima vez que te excedas con el alcohol, aparca los medicamentos y dale una oportunidad al sexo. ¿Qué tienes que perder?

Imagen vía

Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias