Nuestro sitio web utiliza cookies [propias y de terceros] para facilitar sus ulteriores visitas al sitio web y para computar el número de usuarios que acceden a él. Si continúa navegando, acepta el uso de cookies.
 

Sexo

Volcán, ola o avalancha: ¿Cuál es tu tipo de orgasmo?

Tres maneras de llegar al clímax

Volcán, ola o avalancha: ¿Cuál es tu tipo de orgasmo?


Cada mujer es un mundo. Cada mujer disfruta de su sexualidad de un modo personal e intransferible, aunque en lo relativo a gozar de un orgasmo ahora podemos hacer una división entre tres grupos diferentes.

Y no, nos referimos a orgasmos vaginales o clitorianos. Esta nueva división viene dada por un reciente estudio a cargo de una empresa de juguetes sexuales norteamericana, Lioness, que andaba buscando la mejor manera de diseñar sus dispositivos y para ello se ha dispuesto a averiguar el modo de satisfacer a todas sus clientes.

De hecho, esta nueva división entre los orgasmos femeninos no viene del lugar en el que origina el placer (clítoris o vagina), sino de la forma en la que el placer recorre tu cuerpo. Es decir, hablamos de sensaciones y de la manera en la que cada una de nosotras se deja inundar por el orgasmo.

El estudio, en el que han participado 3500 mujeres, tenía como fin refinar el diseño de los juguetes sexuales de la marca, pero según ellos mismos cuentan ha servido para distinguir entre tres clases de orgasmos diferentes, que han definido con los sugerentes nombres de volcán, ola de mar y avalancha.

orgasmos, tipo, clases

¿En qué consiste cada uno?

El volcán. Consiste en un único pero potente movimiento del suelo pélvico. Mientras llegas a el, todos los músculos de tu cuerpo se van tensando poco a poco. Al alcanzar el clímax, toda la energía se libera de golpe en una gran y única explosión de placer que te deja relajada al máximo, necesitando normalmente unos segundos para recuperarte física y mentalmente.

La ola de mar. En esta variante no hay solo una gran y potente corriente de placer, sino que va y viene como una rápida marea. Esto es debido a que el suelo pélvico se contrae pero vuelve a su posición original en varias ocasiones. El número de arremetidas puede variar según la mujer, provocando así idas y venidas de placer. Estas olas tienen todas la misma intensidad.

La avalancha. Muy similar al orgasmo de ola de mar, sólo que con la avalancha empezaremos fuerte. Las primeras sacudidas de placer serán las más fuertes y la cúspide del orgasmo, y serán seguidas de otras sacudidas igual de placenteras pero cada vez menos intensas, que irán remitiendo hasta dejar el cuerpo en absoluta calma.

Los responsables del estudio afirman que los orgasmos de las participantes pueden de un modo u otro catalogarse entre una de esas tres divisiones, pero están abiertos a nuevos descubrimientos. Y que lo que empezó como un estudio para diseñar juguetes sexuales podría convertirse en un refinamiento del descubrimiento sexual de cada mujer. Lo que llevará sin duda a un mayor control y placer en nuestras relaciones.

¿Y tú? ¿Eres un volcán, una ola o una avalancha?

Imagen Vía

Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias


Publicidad