Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

Life Style

El COSMOJurado de bloggers opina

¿Existe el síndrome post-vacacional?

El COSMOJurado de bloggers opina
Esta semana nuestro COSMOJurado de bloggers opina sobre el síndrome post-vacacional. La vuelta de las vacaciones, junto con la entrada de septiembre ya se ha hecho efectiva y es en este momento cuando empezamos a echar de menos esos días soleados y ya casi lejanos de las vacaciones de verano. ¿Qué opinas?


carmen-velarde-la-bruja-con-tacón-de-aguja

Cuando trabajaba por cuenta ajena, mi truco para superar el síndrome post vacacional durante estas fechas era... ¡Irme de vacaciones! Lo que hacía era distribuir los días que me correspondían para tomarme una semana libre a principios de julio y otra a principios de septiembre. De esta forma el verano era mucho más llevadero.
Ahora que soy autónoma y tengo más libertad para administrar mi tiempo, sigo distribuyendo mis vacaciones a lo largo del año porque prefiero hacer varias escapadas de cuatro días antes una sola de quince o veinte.

También tengo la suerte de que, dentro del sector de la moda, septiembre es un mes muy excitante, cargado de novedades: arranca la locura de las semanas de la moda y toca descubrir las nuevas colecciones. Hay tanto movimiento que casi no queda tiempo para síndromes post vacacionales. 

Creo que la clave para evitar el bajón está en buscar actividades que nos ilusionen. ¿Por qué no aprovechar el comienzo del curso escolar para apuntarnos a una academia a aprender ese idioma que siempre nos ha gustado tanto? ¿O quizá a bailes de salón? ¡La vuelta al cole siempre tiene un toque emocionante, tengamos la edad que tengamos!

Elegance Hunter

elegance-hunter

¡Ay, la rentrée! ¡Qué cuesta arriba se hace la vuelta de vacaciones! Personalmente creo que solo hay dos maneras de no sufrir el síndrome posvacacional: la primera, no irse de vacaciones directamente, y la segunda, no volver de ellas nunca, llamadme radical. Como igual esto no es del todo asequible, yo creo que la única forma de tomarse con filosofía la vuelta al trabajo es hacer dos tandas de vacaciones, una en verano y la otra, a ser posible, en febrero, mismamente. Así debe hacerse más llevadero. Aunque, sinceramente, no veo del todo claro lo de la depresión de la vuelta de vacaciones, a mí lo que me deprime es estar tres meses aplatanadísima por el calor insoportable y sin nada que hacer. Y la ropa de verano. Vestirme en verano sí que me parece deprimente, que parece que todo sobra, ropa, kilos o lo que sea. Así que no, este año me parece que me voy a saltar lo de la depresión posvacacional y me voy a centrar en la felicidad de la nueva colección de otoño, que eso sí que es un gusto y no lo de la playa, que se te pega la arena por todas partes y hay medusas en el mar.



Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias


Publicidad





¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones