Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
Buscar en cosmopolitantv.es

Celebrities

La revolución feminista que arrasa Hollywood

Las mujeres del cine, unidas

La revolución feminista que arrasa Hollywood
Este domingo se celebra en Los Angeles la 88ª entrega de premios de la Academia de Cine. Prepárate porque estos van a ser unos Oscars moviditos que se van a recordar en años venideros.

Hace unas semanas saltaba la polémica bajo el hashtag #oscarssowhite (Oscars tan blancos), con la que los actores afroamericanos protestaban acerca de la presencia masiva de candidatos blancos frente a los de raza negra. Artistas de la talla de Will Smith o Spike Lee han decidido negarse a acudir a la ceremonia hasta que la Academia les tenga más en cuenta.

Pero esta no va a ser la única reivindicación de la noche. La mayoría de las actrices de la industria, ya estén nominadas o no, se han puesto en pie de guerra para protestar y acabar de una vez por todas con las desigualdades en cuanto a sueldo y condiciones que sufren en comparación a sus compañeros.

No se trata solamente de mirar a su propio ombligo. La protesta que llevan a cabo se extiende a todos los ámbitos laborales, y no sólo al gremio cinematográfico. Como ha declarado esta semana la popular Jennifer Lawrence (Los Juegos del Hambre), "Si yo no utilizo mi voz por las mujeres que no tienen voz, entonces ¿qué sentido tiene estar en esta posición?”.


Se esperan pues este año discursos tan recordados como el de Patricia Arquette, ganadora de un Oscar por Boyhood el año pasado. Como dijo al recoger la estatuilla, "este premio está dedicado a todas las mujeres que han dado a luz, que pagan sus impuestos y que son ciudadanas de este país, a las que hemos luchado por los derechos de todos los demás. Ya es hora de que tengamos de una vez por todas el mismo salario y los mismos derechos para las mujeres que para los hombres".

No se trata sólo de un asunto económico, sino de visibilidad. Tan sólo un 13% de las películas estrenadas el año pasado fueron escritas por mujeres. Y tan sólo un 12% de esos estrenos tenía como cabeza de cartel protagonista a una mujer.

Además, actrices como Reese Witherspoon han comenzado una iniciativa que se mueve bajo el hashtag #askhermore (pregúntale a ella más) a través del cual se quiere acabar con la tradición de hacer preguntas superfluas a las mujeres en la alfombra roja, tales como de qué diseñador es su vestido o quién les ha peinado, mientras los periodistas dedican a los hombres preguntas más serias y vinculadas a su trabajo y esfuerzo.


Aunque son las actrices, al ser más mediáticas, las que exponen la reivindicación ante las cámaras, es significativo ver como esta industria trata al resto de las mujeres que trabajan tras las cámaras, las grandes desconocidas. Con los números en la mano, tienes un 80% más de posibilidades de ser nominado por tu trabajo técnico si eres hombre.

En cuanto al trabajo que desempeñan en Hollywood, tampoco están contentas. La actriz Maggie Gyllenhall (Corazón rebelde) declaraba tras un casting que "hay cosas que son realmente decepcionantes sobre ser una mujer en Hollywood y que no paran de sorprenderme. Tengo 37 años y hace poco me dijeron que era demasiado vieja para ser la amante de un hombre de 55. Me quedé boquiabierta". La gran Helen Mirren (The Queen) contaba en una entrevista que "todos hemos visto como James Bond se iba haciendo más y más viejo, mientras que sus chicas eran cada vez más jóvenes. Es muy desagradable".

Y es que todavía queda un largo camino que recorrer para conseguir la igualdad, un cambio que se representa bajo el lema del feminismo. Como bien dice la cómica Amy Schumer (Y de repente tú), "pues claro que soy feminista ¿Estás de broma? Dios mío. Creo que cualquiera que no se considere feminista no tiene ni idea de lo que significa esa palabra".

El cambio llegará, pero parece que no lo suficientemente rápido. La primera tarea, además de la propia igualdad, es concienciar del significado de la palabra feminismo, que no es ni por asomo el equivalente de machismo para las mujeres, sino el movimiento que pide la igualdad entre géneros.


Aún resuena el discurso de Emma Watson (Harry Potter) en el estrado de la Organización de Naciones Unidas en 2014: "Cuando tenía 14 años, empecé a ser sexualizada por ciertos elementos de los medios de comunicación. A los 15, mis amigas empezaron a dejar sus equipos deportivos porque no querían parecer masculinas. A los 18, mis amigos varones no podían expresar sus sentimientos. Decidí ser feminista. A mí no me resultó complicado, pero mis recientes investigaciones me han mostrado que el feminismo se ha convertido en una palabra poco popular. Las mujeres están eligiendo no ser identificadas como feministas. Aparentemente, esa expresión es percibida como demasiado fuerte, demasiado agresiva, aisladora, anti-hombre, e incluso inatractiva."

El futuro será feminista o no será.

Imagen Vía

Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias


¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones