Y el helado se lo comió a él

Estoy trabajando en turno de tarde-noche y el Señor de las Bestias me envía esta foto de mi hijo pequeño:

 

madre 10 (1)

 

Ha invitado a los vecinos, con sus dos hijos de la edad de El Cachorro, a cenar a casa. Cuando sucede este baño en chocolate, al padre se le ocurre empezar a limpiarlo con toallitas. Una vez lleva gastado medio paquete, le pregunta la vecinita de cuatro años: “¿No tienes una bañera?» Tal era el desaguisado.

 

Menos mal que hay niños de por medio para decir obviedades. En efecto, Don Bimbas acabó en remojo. Mucho más rápido y efectivo todo. Como tenía que ser.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios