Un tipo muy legal

Tengo un hijo (El Cachorro) con mucho honor. Es impecable, el tío.

madre 24 (1)

Resulta que llegamos a la zona donde los críos hacen fila, por clase, a la espera de que llegue su profe y se metan, en fila, a clase. Lo de “en fila” es por decir, porque a los críos se la pela quién esté primero o después. No es una fila rígida, no es una fila que tenga que estar perfectamente hecha, no es una fila donde tenga importancia la posición ni el orden de llegada… están los críos un poco a rebullón y la fila que se forma, se hace de manera natural. Entonces, como digo, llegamos a la zona donde se depositan a los críos y El Cachorro y yo iniciamos nuestras carantoñas de despedida. “¡Un beso, mamá!”, “¡espera, otro beso!”, y así. En esto que las clases ya han empezado a entrar al cole, y pasa la profe de la suya, seguida de sus compañeritos. Le dice: “Venga, Simón, ven”, y él, en vez de unirse y hacer caso a la invitación de su profe, se queda quieto.

– ¡Pero venga, cariño, entra! – le animo.
– ¡Tengo que ser el último! – me replica – ¡Yo no me cuelo!

¿Habéis visto mayor integridad que esa?

madre 24 (2)


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios