Un técnico en casa

Ayer ya vino el de Movistar para tocarme la fibra. Y vaya si me la tocó. Imposible hacer no sé qué instalación. En cualquier caso, el nene encantado con “el señor”. Pendientísimo de todo lo que hacía. Y acribillándole a preguntas: “¿Ezo qué es?”, “¿Qué hases?”…

Niño

Hoy ha vuelto otro técnico para rematar la faena. El Cachorro ilusionado en cuanto le he dicho que venía otro señor a casa. Y desde que ha entrado no se ha despegado de él. De nuevo atento a todo lo que hacía y queriéndole ayudar a toda costa. Y como ya ha adquirido el rol de su ayudante, se dirigía a mí igual que él. ¡¡Así que mi propio hijo me ha llamado “señora”!!

Definitivamente le gusta más que “mamá”. Ahora me persigue por el pasillo: “Señora, señora, señora”.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios