Un seis y un cuatro…

A El Cachorro y a mí nos dibujan.

El posado fue así, y el resultado:

Sí, yo también pensaba que no podía salir más fea hasta que vi el otro dibujo. Cómo será que no tengo narices de colgarlo.

Sin embargo me hace ilu tener un dibujo de mi nene y de mí y este va a acabar en una pared en su habitación. Con un par.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios