Un Excel para el carnaval

Horror. Se acerca la semana de carnaval. Que qué necesidad de celebrarse carnaval durante una semana entera en vez de en un día. Porque vaya quebradero de cabeza.

Tenéis que ver mi agenda. (Es mi Excel analógico, que yo funciono a la vieja usanza).

madre 1 (1)

Vale. Aunque ponga foto no os vais a enterar. De mi padre he heredado su (infame) letra de médico. Pone de qué tienen que ir mis hijos disfrazados cada día de la semana. Lunes, los dos con pijama; martes, uno con gafas, el otro con algo pintado en la cara; miércoles uno con peluca, el otro con un accesorio en la cabeza; y así…

Bien, pues tengo un dilema total. Como veis (u os he traducido), el lunes se ha planteado que vayan en pijama. Que no sé yo esta moda de dónde ha salido, pero es un clásico. Lo establecen, presumo, todas las guarderías y todos los cursos de infantil de todos los colegios. Qué manía. Año tras año, tú. Primero El Cachorro, ahora El Cachorro y Don Bimbas.

Y es que con Don Bimbas el tema este me viene fatal, porque es un niño que quiere ir vestido con el pijama SIEMPRE, y yo le tengo que decir una y otra vez que se lo tiene que quitar para ir a la calle, y mis esfuerzos me cuesta que claudique y se lo quite. O sea, ve ahora y dile que en pijamita a la calle y al cole. Ole. Así que… ¿¿qué narices hago??

En fin, por lo pronto, viendo que Carnaval acecha, vamos a ir practicando…

madre 1 (2)

Mirad, he sido lo suficientemente rápida como para poder sacarle una foto con esta peluca, que se ha quitado tres nanosegundos después de que yo se la hubiera colocado. Y he conseguido ponérsela porque ha visto cómo nos la probábamos su hermano y yo antes que él. Oh milagro.

Pero, eso, que parece que lo de la peluca no va a prosperar. Tendré que claudicar con lo del pijama, que es una apuesta segura.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios