Tú pasas el paño y yo te la apaño

Es ponerme a limpiar, y descubrirle al pequeño nuevos mundos para ensuciar y desordenar.

mesa

¿Dejo el cristal de la mesa como una patena? Pues ya viene él, acto seguido, a plantar su huella. ¿Coloco las piezas (las tres que quedan) del puzle en su sitio? Enseguida las vuelve a sacar de ahí para meterlas debajo del cristal, ese que acabo de limpiar, que es su lugar favorito para colocarlas. ¿Pongo otros puzles de madera en el hueco de la mesa, recogidos, con también todos sus componentes bien puestos? Acto seguido aparece para volverlo a desparramar todo.

niño

O sea, que su mayor afición es ir detrás de mí a ver qué hago para deshacerlo. Me tiene frita.

Tengo que probar otra cosa. Tengo yo que ponerme a desordenar algo para ver si viene detrás y lo coloca bien. (No caerá esa breva).


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios