¡Todo peca!

Aúpo al crío después de ducharme y con su dedico empieza a tocarme el escote. “Peca, peca, peca…”

Niño

Soy una puñetera constelación. Hay tantas, pero tantas, que ha acabado diciendo: “Peca, peca, peca… ¡TODO PECA!” Jaaajajajaja.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios