Todo cobra sentido en el baño

Estamos mis dos hijos y yo en nuestro lugar de reunión de la casa favorito, el baño. Don Bimbas está sentado en la taza.

– ¿Qué tal ha ido el cole? – me intereso.
– ¿Sabes qué?… – y me digo, “hombre, por fin me va a contar, por primera vez en su vida, qué tal el cole – … Que he hecho una cacorra supergrande. Ha hecho PRRR y ha caído.

Porque hay relatos que merecen mucho más la pena que saber si le ha ido bien o mal en el cole. Porque aquí se pone de relieve lo que de verdad importa.

Y también en el baño es donde se grita “el emperador está desnudo”. Mirad, y seguro que no es algo que me ocurra como madre en exclusiva…: yo no sé lo que es estar en el baño sola. Me meto, y en seguida aparecen mis molusquitos. Parece que tienen una alarma interna que les avisa “atención-mamá-en-baño-mamá-en-baño”, que hay un imán invisible que los atrae. Esto os suena a los padres que me leéis, ¿cierto? Así que yo tengo de todo menos secretos. Me cambio, lavo los dientes, pongo el desodorante, el salva slip y ducho siempre con mis dos espectadores. Y ellos ya se han hecho a mi rutina.

madre 15 (1)

El caso es que soy una usuaria declarada de braga, frente al tanga. Me parece más cómoda e incluso creo que estéticamente, si no tienes un culo perfecto, o careces de mollas, queda más bonita. Pero durante un tiempo utilicé tangas y, dado que no tiro nunca nada, tengo un cajón lleno de conjuntos de ropa interior con tanga. Hoy me ha dado por ponerme uno de esos conjuntos. Y me mira, extrañado, Don Bimbas: “¿Por qué te pones eso, que se te ve el culo?”

Total, que el baño es el lugar donde las cosas se manifiestan tal cual son, donde todo se pone frente al espejo, donde asoma la verdad. Bueno, lo que asoma en realidad es la “cacorra”. ;-P


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios