Tipos de tortas

Montamos a los niños en la parte de atrás del coche. Los niños son mis hijos y dos vecinos, una de la edad de El Cachorro y otro dos años menor que ellos, uno mayor que Don Bimbas. A veces lamento no prestar más atención a lo que dicen, porque me pierdo perlas como la que sigue…

No sé qué líos se traen con pegar o no pegar, y no sé quién ha pegado a quién, si es que se han pegado, y oigo que el crío de cinco años le dice a El Cachorro, de siete:

– Tú también pegas a Pablete.
– No – contesta El Cachorro – yo le doy tortas de felicidad.

Que me aspen.

madre 4 (1)

Tengo que preguntar al agraciado qué le parecen las tortas de felicidad esas.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios