Yoda cuando era pequeño

En mi casa estamos tan sumidos en el mundo Star Wars (mea culpa), que ahora está todo relacionado. Le pones una toalla al pequeño, y ya no te queda más que aceptar que lo único que le pega llevar es una espada láser.

madre 24

El Cachorro está obsesionado. Todos los días quiere ver una de Star Wars. Y, si no, vamos en el coche y me pide que le cuente un “cuento de Star Wars”. Y me veis rememorando escenas, la de los Ewoks y C3PO haciendo de dios telekinético, la de la destrucción de la Estrella de la Muerte, la de la congelación en carbonita de Han Solo…, narrándolas como si fueran cuentos independientes. Y él, tan feliz.