HANOI – MADRID

Con gran, gran dolor de mi corazón termina este megaviaje, que no ha podido ser más entretenido, más completo, más perfecto.

madre 7 (1)

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM

Que es fotografiable hasta en marcha dentro de una furgoneta, que me gustaría ver al que le toque desenredar los cables del tendido eléctrico el día que decidan soterrarlos, que Corea del Sur marca tendencia y en Instagram hay que salir haciendo el gesto como de dinero con las manos, pues los dedos forman corazones, fíjate tú, qué modas, que cuando dicen twenty, son veinte mil, que vivo empachada, que a veces es mejor estrenar antes para que antes se gasten, que, ¡anda!, las sandalias feas viejales sí que son vintage, que los rascacielos y hoteles abandonados a medio construir son tan numerosos como los templos, que no me hagáis elegir, quiero igual a la Hanoi que a la Saigon (beer), que lo de la miniducha a presión para limpiarte el culo no lo acabo de ver, pero para quitar la zurraspilla del váter viene que ni pintada, que no son sillas de preescolar, son para adultos que así están de ágiles con ochenta años, que yo no me pongo el pijama, es el pijama el que se pone a mí, que en Vietnam nos dejan viajar con más agua que la del tanque de los pingüinos de Faunia pero en Catar nos han deshidratado (no del todo), que donde esté la comida del avión, incluida la tortilla que ha dicho que no le gustaba durante veinte días, que se quite la gastronomía del Sureste Asiático y de todo Occidente también enteras, que hay dos enanos que dominan la aeronáutica, que están hasta la coronilla de fotos, que ha sido un acierto, que estoy deseando repetir. Que no me quiero ir (no sé si lo he dicho ya esto). Que no me quiero ir y no estáis haciendo nada por evitarlo. FIN.

View this post on Instagram

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM Que es fotografiable hasta en marcha dentro de una furgoneta, que me gustaría ver al que le toque desenredar los cables del tendido eléctrico el día que decidan soterrarlos, que Corea del Sur marca tendencia y en Instagram hay que salir haciendo el gesto como de dinero con las manos, pues los dedos forman corazones, fíjate tú, qué modas, que cuando dicen twenty, son veinte mil, que vivo empachada, que a veces es mejor estrenar antes para que antes se gasten, que, ¡anda!, las sandalias feas viejales sí que son vintage, que los rascacielos y hoteles abandonados a medio construir son tan numerosos como los templos, que no me hagáis elegir, quiero igual a la Hanoi que a la Saigon (beer), que lo de la miniducha a presión para limpiarte el culo no lo acabo de ver, pero para quitar la zurraspilla del váter viene que ni pintada, que no son sillas de preescolar, son para adultos que así están de ágiles con ochenta años, que yo no me pongo el pijama, es el pijama el que se pone a mí, que en Vietnam nos dejan viajar con más agua que la del tanque de los pingüinos de Faunia pero en Catar nos han deshidratado (no del todo), que donde esté la comida del avión, incluida la tortilla que ha dicho que no le gustaba durante veinte días, que se quite la gastronomía del Sureste Asiático y de todo Occidente también enteras, que hay dos enanos que dominan la aeronáutica, que están hasta la coronilla de fotos, que ha sido un acierto, que estoy deseando repetir. Que no me quiero ir (no sé si lo he dicho ya esto). Que no me quiero ir y no estáis haciendo nada por evitarlo. FIN. #Hanoi #Vietnam #Doha #viajarconniños #Los4FantásticosEnVietnam #Día21 #Gracias #REGALODECUMPLEAÑOS @peralta.tato ❤️

A post shared by Amaya (@amayareytv) on

¿Qué pasa también hoy?

Pasa que se descalzan los críos para jugar en el parque del aeropuerto, y al ratín les entran ganas de ir al baño (bueno, a El Cachorro, pero el otro hace EXACTAMENTE LO MISMO que hace su hermano), y vienen adonde estoy yo, descalzos. Les digo que nanay de ir descalzos por todo el aeropuerto, así que los mando corriendo a ponerse las zapatillas.

madre 7 (2)

¿Pues no viene El Cachorro, puesta en su pie derecho, con la zapatilla de su hermano del pie izquierdo (que no se la puede meter del todo)? No sé cómo puede ser tan, TAN, despistado.

Pasa que, para mis hijos, todo lo de ese avión donde los encierro durante horas y horas les parece macanudo. Tienen acceso ilimitado a una tele con series y juegos, y así, hasta la comida les sabe a gloria bendita.

madre 7 (3)

Menú delicatesen.

El pequeño come lo que no ha comido en todas las vacaciones. Don Bimbas, ese ser contracorriente.

Este… perdón, ahora se está comiendo la mantequilla a cucharadas.

madre 7 (4)

Eeeeh, ahora la mermelada.

madre 7 (5)

No sé muy bien qué comentar al respecto.

Pasa que ha sido un viaje ALUCINANTE. Y que, cada vez que quiera refugiarme en algún pensamiento feliz, tengo veintitantos días que elegir.

madre 7 (6)

HASTA SIEMPRE, VIETNAM. Nos has encantado.

madre 7 (7)

Hola, Madrid.

BAHÍA DE HALONG

Cueva de Hang Sung Sot.
Pueblo de pescadores.

madre 5 (1)

View this post on Instagram

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM Que otra forma de empezar el día es posible, por ejemplo, haciendo tal chi, que con este paisaje, en la cubierta de este barco, yo soy capaz de hacer tai chi, tai cho, kung fu, esgrima, curling y macramé, que pensé que me lo tirarían a la cara y no pueden estar más cómodos con los plátanos, que si nuestras habitaciones son la 101 y la 102… ¿dónde están las otras cien?, que definitivamente tenemos los pies de lo más desaprovechados, que somos once personas en el barco, que siete trabajan y que no somos nosotros cuatro, que el mar está lleno de porquería y es una tristeza absoluta, que es factible controlar y aplacar las ansias asesinas porque me han despertado de la siesta para hacer kayak y no he matado a nadie, que bañarse en una bañera con el mar casi a tu altura y separada por una ventana con lamas de madera, chica, es otra historia, que cocinar cordero el chilindrón no sabré, pero enrollo viandas en papel de arroz que es que hay que verme, que unos se dedican a pescar calamares y otra a pescar una cogorza, que he visto cosas que vosotros no creeríais, como a un mico de crío encendiéndose un cigarro, que, hablando de cigarros, echo de menos fumar cuando todos duermen en mi terraza del camarote con la suavidad de las olas batiendo en el barco, que pocas horas tiene el día cuando el día transcurre de esta guisa, que no me quiero ir. De momento. #HaLong #Vietnam #viajarconniños #Los4FantásticosEnVietnam #Día19

A post shared by Amaya (@amayareytv) on

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM

Que otra forma de empezar el día es posible, por ejemplo, haciendo tal chi, que con este paisaje, en la cubierta de este barco, yo soy capaz de hacer tai chi, tai cho, kung fu, esgrima, curling y macramé, que no solo no me los tiraron a la cara sino que no pueden estar más cómodos con los plátanos, que si solo hay dos habitaciones y son la 101 y la 102… ¿dónde están las otras cien?, que definitivamente tenemos los pies de lo más desaprovechados, que somos once personas en el barco, que siete trabajan y que no somos nosotros cuatro, que el mar está lleno de porquería y es una tristeza absoluta, que es factible controlar y aplacar las ansias asesinas porque me han despertado de la siesta para hacer kayak y no he matado a nadie, que bañarse en una bañera con el mar casi a tu altura y separada por una ventana con lamas de madera, chica, es otra historia, que cocinar cordero el chilindrón no sabré, pero enrollo viandas en papel de arroz que es que hay que verme, que unos se dedican a pescar calamares y otra a pescar una cogorza, que he visto cosas que vosotros no creeríais, como a un mico de crío encendiéndose un cigarro, que, hablando de cigarros, echo de menos fumar cuando todos duermen en mi terraza del camarote con la suavidad de las olas batiendo en el barco, que pocas horas tiene el día cuando el día transcurre de esta guisa, que no me quiero ir. De momento.

madre 5 (2)

¿Qué pasa también hoy?

Pasa que Don Bimbas se entretiene él solico. Y con tres lápices. Los mueve, los maneja, hace que hablen entre ellos, que compitan en carreras… Esta es la maravilla de la infancia que con los móviles poco a poco estamos perdiendo.

madre 5 (3)

Y mi rubio hace bastante esto de montarse películas con cualquier objeto.

Pasa que nos acercamos a una aldea de pescadores en la Bahía de Halong. Suena una música melódica alta, muy típica del país.

– Anda, música – digo.
– Es de chinos, ¿no? – dice Don Bimbas.

madre 5 (4)

Pasa que está Don Bimbas tiradazo en la superficie donde más le gusta dormir, el suelo.

madre 5 (5)

Su hermano intentando pescar calamares, sin ningún éxito. De pronto…:

– ¡Pablo, mira, un calamar!

Don Bimbas se levanta con el ojo pipa. Se asoma.

– Que nooooo, que es broma.
– ¡¡No me gustan las bromas!! – exclama, irritado.

Sin embargo, a él bien que le gusta hacerlas…

madre 5 (6)

Pasa que me da por pensar si no estoy sometiendo a mis pequeños a demasiados estímulos. Yo, que soy la que no compra el bono-parque para que no vayan cada dos por tres e ir a un parque de atracciones sea algo especial o un premio, voy y les llevo de viaje donde no pueden hacer cosas más especiales y únicas.

madre 5 (7)

Tren nocturno, montar en moto, montar en moto sin casco, montar en ciclo taxi, cama con mosquitera, kayak, varios tipos de canoa (y ya hasta se me aburren), baños de noche en piscinas especiales…

madre 5 (8)

… baños diurnos en playas desiertas de escenarios de película, cuevas, pesca del calamar, snorkel en un fondo de mar maravilloso con corales, estrellas de mar azules y peces tropicales, avión con dibujos y videojuegos sin fin, barco exclusivo…

madre 5 (9)

Y ahora… ¿con qué narices los sorprendo?

BAHÍA DE HALONG

madre 4 (1)

View this post on Instagram

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM Que ya se van necesitando vacaciones de las vacaciones, que hay niños con afán de protagonismo, que el pequeño definitivamente ha encontrado su pose para las fotos, aunque no sé en qué se ha inspirado, que, flípalo, ¡¡EL BARCO ENTERO ES EXCLUSIVAMENTE PARA NOSOTROS Y NO PUEDE SER MÁS BONITO!!, que tiene de todo, su capitán, su tripulación, su ancla, sus tres pisos, su maderica por todos los lados, su cocina (excelente), su lancha, su canesú…, que cómo puede ser que planificara yo el viaje entero y no supiera esto, que hemos retrocedido un siglo, afortunadamente, que el mar está lleno de porquería y así, chiqui, no podemos seguir, que podía hacer sol, pero que podía haber hecho mucho peor, que ponen comida como para un regimiento e impresionada me tienen (a pesar de mi navarrismo y de mi legendario saque), que consideran de mala educación que no sobre comida y son muy educados, que estos tres no comen nada de nada y, entre que parezco una niña de la posguerra y no me gusta dejar comida en la mesa (algo imposible aquí) y tampoco me gusta quedar mal, estoy comiendo por cuatro y adquiriendo unas proporciones más que interesantes y corpulentas, que la Bahía de Halong es un capricho, una exquisitez, una filigrana de La Tierra, que se puede experimentar la felicidad, que el plan me encanta, me encanta, me encanta y me encanta. Y me encanta. De momento. #BahíaHalong #Vietnam #viajarconniños #Los4FantásticosEnVietnam #Día18

A post shared by Amaya (@amayareytv) on

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM

Que ya se van necesitando vacaciones de las vacaciones, que hay niños con afán de protagonismo, que el pequeño definitivamente ha encontrado su pose para las fotos, aunque no sé en qué se ha inspirado, que, flípalo, ¡¡EL BARCO ENTERO ES EXCLUSIVAMENTE PARA NOSOTROS Y NO PUEDE SER MÁS BONITO!!, que tiene de todo, su capitán, su tripulación (hay más tripulación que pasajeros), su ancla, sus tres pisos, su maderica por todos los lados, su cocina (excelente), su canesú…, que cómo puede ser que planificara yo el viaje entero y no supiera esto, que hemos retrocedido un siglo, afortunadamente, que el mar está lleno de porquería y así, chiqui, no podemos seguir, que podía hacer sol, pero que podía haber sido mucho peor, que ponen comida como para un regimiento y me siguen teniendo impresionada (a pesar de mi navarrismo y de mi legendario saque), que consideran de mala educación que no sobre comida y son muy educados, que estos tres no comen nada de nada y, entre que no me gusta dejar nada en la mesa (algo imposible aquí) y tampoco me gusta quedar mal, estoy comiendo por todos y adquiriendo unas proporciones más que interesantes y corpulentas, que la Bahía de Halong es un capricho, una exquisitez, una filigrana de La Tierra, que se puede experimentar la felicidad, que el plan me encanta, me encanta, me encanta y me encanta. Y me encanta. De momento.

madre 4 (2)

¿Qué pasa también hoy?

Pasa que tengo otra prueba de que, a pesar de que lo mucho que nos parecemos mi hijo y yo en cuanto a empatía y buen corazón (yo era como él, a lo largo de los años me construí mi coraza y evolucioné), no nos parecemos EN NADA en cuanto a alimentación se refiere.

Miradlo empezando a servirse en el bufé del desayuno…

madre 4 (3)

¿¿Quién desayuna pepino?? Ahora, menos mal que no ha salido a mí… (Soy la de los pastelitos de al lado).

madre 4 (4)

(En lo de hacerse fotos, sí que también es como yo).

madre 4 (5)

Pasa que, además, vivo un regreso al futuro con él cuando lo miro y me parece que tiene ya 14 años…

madre 4 (6)

Sale como mayorcísimo en esta foto. Y quiero detener el tiempo.

madre 4 (7)

Aquí mismo me viene bien que el tiempo pare. De viaje maravilloso, con mis niños pequeños fantásticos.

madre 4 (8)

Con todas las comodidades, sin preocupaciones, deleitándonos la vista, sin pegar palo al agua… ¡STOP!

NINH BINH

Templo Hoa Lu.
Tam Coc.
Pagoda Bich Dong (llueve tanto que no la vemos, la olemos desde el coche).

madre 3 (1)

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM

Que no se puede dormir si tienes la sensación de que la carraca de tren en la que viajas va a la velocidad del AVE y seguramente descarrilará, y por el ajo, tampoco el ajo deja dormir, que tiene que ser delito tener a mis hijos dando brincos por el monte y los arrozales, subirlos a un tren nocturno, despertarlos en Hanoi a las cuatro de la mañana, ir al hotel, intentar volver a dormirlos a las cinco y pico para volver a levantaros a las seis y media para prepararlos para una excursión matadora, que no se lo digáis a nadie, que si las cosas puedes ir a peor, van a peor, porque el padre ha enfermado durante tres días, el del dedo hecho fosfatina tiene la uña a punto de caérsele, y ha pisado un clavo, acabando en el hospital, nos ha llegado una mala noticia desde España que nos ha dejado tocados y hoy, hay un ciclón que está descargando agua a manguerazos y a ver qué narices hacemos, por no hablar de que probablemente se suspenda el culmen del viaje, el premio por tanto esfuerzo, nuestro crucero de tres días por la Bahía de Halong, jopé, que se rema con los pies, que existen vendedores ambulantes acuáticos, que te estafan como los terrestres, que se ve que por aquí anda King Kong, que la remera se creía muy lista y le ha salido el tiro por la culata, que no es un monumento réplica hortera híbrida de San Pedro de Vaticano con Versalles y el castillo de la Bella Durmiente rebozado de dorado, que es una casa, ¡una casa, tú!, de un megamillonario con ganas de ostentar, pásmate, que las tormentas tropicales sacan a relucir los tirabuzones, que así como hay asiáticos que adoptan nombres occidentales para que nos sea más fácil pronunciarlos, nuestra guía nos ha dado nombres vietnamitas, y Simón es Sang (nobleza), Pablo es Phong (viento), que se pronuncia “faun”, y hay que ver cómo los ha calado sin conocerlos, que Tato es Trung (lealtad), pronunciado como “chung” y yo soy Anh (brillo), que se dice “ai”, que la lluvia que cala la ropa interior, aun llevando chubasquero, te convierte irremediablemente en un pintorras de tomo y lomo. De momento.

View this post on Instagram

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM Que no se puede dormir si tienes la sensación de que la carraca de tren en la que viajas va a la velocidad del AVE y seguramente descarrilará, y por el ajo, tampoco el ajo deja dormir, que tiene que ser delito tener a mis hijos dando brincos por el monte y los arrozales, subirlos a un tren nocturno, despertarlos en Hanoi a las cuatro de la mañana, ir al hotel, intentar volver a dormirlos a las cinco y pico para volver a levantaros a las seis y media para prepararlos para una excursión matadora, que no se lo digáis a nadie, que si las cosas puedes ir a peor, van a peor, porque el padre ha enfermado durante tres días, el del dedo hecho fosfatina tiene la uña a punto de caérsele, y ha pisado un clavo, acabando en el hospital, nos ha llegado una mala noticia desde España que nos ha dejado tocados y hoy, hay un ciclón que está descargando agua a manguerazos y a ver qué narices hacemos, por no hablar de que probablemente se suspenda el cúlmen del viaje, el premio por tanto esfuerzo, nuestro crucero de tres días por la Bahía de Halong, jopé, que existen vendedores ambulantes acuáticos, que te estafan como los terrestres, que se ve que por aquí anda King Kong, que la remera se creía muy lista y le ha salido el tiro por la culata, que no es un monumento réplica hortera híbrida de San Pedro de Vaticano con Versalles y el castillo de la Bella Durmiente rebozado de dorado, que es una casa, ¡una casa, tú!, de un megamillonario con ganas de ostentar, pásmate, que las tormentas tropicales sacan a relucir los tirabuzones, que así como hay asiáticos que adoptan nombres occidentales para que nos sea más fácil pronunciarlos, nuestra guía nos ha dado nombres vietnamitas, y Simón es Sang (nobleza), Pablo es Phong (viento), que se pronuncia “faun”, y hay que ver cómo los ha calado sin conocerlos, que Tato es Trung (lealtad), pronunciado como “chung” y yo soy Anh (brillo), que se dice “ai”, que la lluvia que cala la ropa interior, aún llevando chubasquero, te convierte irremediablemente en un pintorras de tomo y lomo. De momento. #TamCoc # #Vietnam #viajarconniños #Los4FantásticosEnVietnam #Día17

A post shared by Amaya (@amayareytv) on

madre 3 (2)

Pasa, como digo, esto:

madre 3 (3)

Qué manera de llover. Las gotas tienen el tamaño de calabazas. Se me rizan hasta las cejas.

madre 3 (4)

Y por eso acabamos plataneros.

madre 3 (5)

No venden ropa muy normal donde estamos, así que tengo que comprar lo típico, temblando, pensando en que mis hijos se negarán en redondo a ponérselo. BUENO, pues encantados de la vida. Yo también me tengo que comprar unos pantalones, y los que veis en las fotos (en el segundo enlace de Instagram) son los mejores que encontré. Imaginad los demás.

Pasa que me estoy inflando. Resulta que aquí te sacan comida como para veinte. Y hay que hacer aprecio. Pero resulta que yo tengo al que solo come menú infantil, que es el padre, a El Cachorro, que se alimenta de arroz, y al pequeño, que no se alimenta de nada.

madre 3 (6)

Los vietnamitas se entristecen si lo de la mesa no vuela. Pero, de verdad, se pasan. Aquí veis tan solo una parte. Te ponen diferentes platos de carne, diferentes de pescado, verduras, sopa, pan, rollitos, arroz para acompañar… Pantagruélico todo.

Y yo intento hacer aprecio por los cuatro, y por veinte personas a la vez. Voy a reventar. Me gusta mucho comer y disfruto esta gastronomía, por lo que comer, como, pero estas cantidades son demasiado, y ando justificando que se tengan que llevar los platos casi llenos de vuelta, mientras me sale una empanada por la nariz. Me voy a poner enfermísima.

HANOI – SAPA

Museo de la Prisión de Hoa Lo
Lago Ho Tay o lago Oeste
Pagoda de Tran Quoc

madre 31 (1)

View this post on Instagram

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM Que si metes palizas, tienes bajas, que qué templo ni qué templo, que ya sabía yo que la visita más interesante iba a ser la de la prisión y las torturas, que se puede acariciar peces, que casi nos acompaña un bebé de gecko, que el pequeño se está durmiendo todos los medios de transporte de Vietnam, que mujer precavida, va a todas partes, que me sé de uno que ya se puede ir despidiendo de su fular, que ya decimos feliz cumpleaños en vietnamita, que por qué no me gustarán las imitaciones, que no sé si he visitado más pagodas o más farmacias, que empieza a parecerme cómodo caminar entre motos que te peinan el vello del brazo, que hay doner kebap con sabor agridulce, que ir no puede ser más emocionante, que casi nos metemos en el salón de estar de una familia con un tren. De momento. #Hanoi #Vietnam #viajarconniños #Los4FantásticosEnVietnam #Día14

A post shared by Amaya (@amayareytv) on

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM

Que si metes palizas, tienes bajas, que qué templo ni qué templo, que ya sabía yo que la visita más interesante iba a ser la de la prisión y las torturas, que se puede acariciar peces, que casi nos acompaña un bebé de gecko, que el pequeño se está durmiendo todos los medios de transporte de Vietnam, que mujer precavida, va a todas partes, que me sé de uno que ya se puede ir despidiendo de su fular, que ya decimos feliz cumpleaños en vietnamita, que por qué no me gustarán las imitaciones, que no sé si he visitado más pagodas o más farmacias, que empieza a parecerme cómodo caminar entre motos que te peinan el vello del brazo, que hay doner kebap con sabor agridulce, que ir no puede ser más emocionante, que casi nos metemos en el salón de estar de una familia con un tren. De momento.

¿Qué pasa también hoy?

madre 31 (2)

Pasa que el Ratoncito Pérez strikes again. El Cachorro deja su diente en la mesilla.

madre 31 (3)

Y, yes, el roedor mágico vuelve a dar el golpe. Esta vez en Vietnam. Un éxito total.

madre 31 (4)

Pasa que Don Bimbas tiene obsesión por por tirar de la cadena. Que si “esta da güeltas”, que si esta ha hecho “fluuuush”.

madre 31 (5)

Y es que, encima, en este viaje no puede ver más tipos de váteres. De hotel, de playa, de avión, públicos, de restaurante, de tren…

madre 31 (6)

Si por casualidad no estáis viendo mis fotos de Instagram, cuyos enlaces cuelgo, entrad y ved el tren en el que viajamos, de noche, a Sapa. Merece la pena.

madre 31 (7)

HANOI

Mausoleo Ho Chi Minh
Casa sobre pilotes de Ho Chi Minh
Pagoda de la Columna
Templo de la Literatura
Lago de Hoan Kiem con la Torre de la Tortuga
Teatro de la Ópera
Hotel Sofitel Legend Metropole

madre 30 (1)

View this post on Instagram

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM Que no sé ellos, pero yo estoy RRRRREVENTADA, que todo lo que no se cae en Madrid, se cae de la cama una media de dos veces por noche mi pequeño, que si dices chao dices hola, que muy asceta Ho Chi Minh, pero para mí quisiera su humilde morada, que voy algo descocada, que qué mona va esta chica siempre, que no hay nada que me fastidie más que que me racionen el papel higiénico, que, de higiénico, después de que pase por las manazas de la portera de los baños, ya debe tener poco, que lo bueno de que haga este calor es que tu hijo se puede manchar la camiseta de Coca Cola de par de mañana, como hace todos los puñeteros días, que se mancha nada más empezar la jornada y me pone negra, y tú puedes irte a un baño, lavarla con jabón y plantársela chirriada de nuevo, y andando, que sentarse como para poner un huevo será muy sano, pero no es el colmo de la comodidad, que a mi rubio le hacen fotos robadas sin parar, que lo de pedir permiso para sacar una foto a un menor aquí no se estila, y que a mi no me importa, que, vaya hombre, ahora resulta que es buena época para embalsamar, que menos mal que hay estanques con renacuajos en los templos, que son muchísimo más importantes que los templos, que la guía viene con el sobreaviso de lo movidos que son mis hijos, y que aún lo está flipando, que llueve que se te ponen las yemas de los dedos igual que cuando pasas mucho tempo a remojo, que me gusta que nos podamos meter cuatro o cinco en la parte de atrás de un coche, como cuando éramos pequeños y no tan estirados, que creo que he dado con el que se dedicó a escarbar los túneles del vietcong… con sus propias uñas, y hoy es conductor de ciclo taxi o como se llame, que el ciclo taxi o como se llame es un buen lugar para echarse la siesta, que para qué quieres un chubasquero si no te puedes poner debajo de un buen chorro de agua, que se puede ser hortera vivo… o muerto, que nunca puedo dejar nada en la mesa y aquí me lo están poniendo muy difícil, que el tren solo pasa una vez, pero pasa por el medio de la calle. De momento. #Hanoi #Vietnam #viajarconniños #Los4FantásticosEnVietnam #Día13

A post shared by Amaya (@amayareytv) on

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM

Que no sé ellos, pero yo estoy RRRRREVENTADA, que todo lo que no se cae en Madrid, se cae de la cama una media de dos veces por noche mi pequeño, que si dices chao dices hola, que muy asceta Ho Chi Minh, pero para mí quisiera su humilde morada, que voy algo descocada, que qué mona va esta chica siempre, que no hay nada que me fastidie más que que me racionen el papel higiénico, que, de higiénico, después de que pase por las manazas de la portera de los baños, ya debe tener poco, que lo bueno de que haga este calor es que tu hijo se puede manchar la camiseta de Coca Cola de par de mañana, como hace todos los puñeteros días, que se mancha nada más empezar la jornada y me pone negra, y tú puedes irte a un baño, lavarla con jabón y plantársela chirriada de nuevo, y andando, que sentarse como para poner un huevo será muy sano, pero no es el colmo de la comodidad, que a mi rubio le hacen fotos robadas sin parar, que lo de pedir permiso para sacar una foto a un menor aquí no se estila, y que a mi no me importa, que, vaya hombre, ahora resulta que es buena época para embalsamar, que menos mal que hay estanques con renacuajos en los templos, que son muchísimo más importantes que los templos, que la guía viene con el sobre aviso de lo movidos que son mis hijos, y que aún lo está flipando, que llueve que se te ponen las yemas de los dedos igual que cuando pasas mucho tempo a remojo, que me gusta que nos podamos meter cuatro o cinco en la parte de atrás de un coche, como cuando éramos pequeños y no tan estirados, que creo que he dado con el que se dedicó a escarbar los túneles del vietcong… con sus propias uñas, y hoy es conductor de ciclo taxi o como se llame, que el ciclo taxi o como se llame es un buen lugar para echarse la siesta, que para qué quieres un chubasquero si no te puedes poner debajo de un buen chorro de agua, que se puede ser hortera vivo… o muerto, que nunca puedo dejar nada en la mesa y aquí me lo están poniendo muy difícil, que el tren solo pasa una vez, pero pasa por el medio de la calle. De momento.

¿Qué pasa también hoy?

Pasa que, como comentaba en las “cosas que se aprenden en Vietnam”, Don Bimbas se precipita de la cama al suelo cada dos por tres mientras duerme. Por eso tenemos que improvisar barreras y protecciones.

madre 30 (2)

Hoy, ha reptado hasta caerse por el único sitio que no había protegido. Lo hace adrede. Es pumba de noche.

Pasa que con este ánimo empezamos el día.

madre 30 (3)

El Cachorro, por su parte, me dice que él se queda en el hotel, que nos vayamos sin él.

madre 30 (4)

Luego, se produce el milagro. Luego son un derroche de energía. En la agencia ya han avisado a la guía que nos toca hoy sobre lo movidos que son estos niños. Ay, madre, ¡qué dirán de nosotros!

madre 30 (5)

El Señor de las Bestias tiene la teoría de que es por la Coca Cola que beben. Yo jamás les he dejado y aquí en Vietnam se están luciendo.

Pasa que lo bueno de que haga este calor es que tu hijo se puede manchar la camiseta de Coca Cola de par de mañana, como hace todos los puñeteros días, que se mancha nada más empezar la jornada y me pone negra, y tú puedes irte a un baño y realizar una colada improvisada: lavarla con jabón y plantársela chirriada de nuevo. Ya se secará. Y si no, mejor para él.

madre 30 (6)

Pasa que El Cachorro está flipando con los coches que hay por aquí. Que no tenga nunca mucho dinero, porque le gustan los diseños y yo no sé si podré soportar tanta horterada.

madre 30 (7)

MY SON

Ruinas de My son, que no se pronuncian como en inglés, sino “mi-son”.

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM.

Que me da lástima que toda esta gente vaya a morirse sin haberse tomado una cerveza BIEN FRÍA, que somos cero originales vistiendo iguales a los críos, que aquí, de hecho, están a otro nivel y va vestida igual la familia al completo, que ese es mi próximo objetivo pero Tato es durísimo de roer, que prefieren ser sodomizados por veinte expresidiarios bielorrusos de 140 kilos sudados con pelos en el entrecejo y en los hombros y colmillos de oro que ceder el paso, que viajamos con los niños más movidos de todo el Sureste Asiático, que los pescadores son muy majos, que lo malo de quedarse más de un día en un sitio es que te das cuenta de lo mucho que te han estafado, que me entra la pájara del cansancio antes que a mis hijos y #nosomosná, que he dicho que no me lo compraba pero ahora veo la foto y no sé, que se puede ir de farol y molarlo todo, que la comida vietnamita es muy sana y está muy bien, pero a mí me engorda lo que no lo hacen los Cheetos ni las palmeras de chocolate y ME CAGO EN TODO. De momento.

View this post on Instagram

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM. Que me da lástima que toda esta gente vaya a morirse sin haberse tomado una cerveza BIEN FRÍA, que somos cero originales vistiendo iguales a los críos, que aquí, de hecho, están a otro nivel y va vestida igual la familia al completo, que ese es mi próximo objetivo pero Tato es durísimo de roer, que prefieren ser sodomizados por veinte expresidiarios bielorrusos de 140 kilos sudados con pelos en el entrecejo y en los hombros y colmillos de oro que ceder el paso, que viajamos con los niños más movidos de todo el Sureste Asiático, que los pescadores son muy majos, que lo malo de quedarse más de un día en un sitio es que te das cuenta de lo mucho que te han estafado, que me entra la pájara del cansancio antes que a mis hijos y #nosomosná, que he dicho que no me lo compraba pero ahora veo la foto y no sé, que se puede ir de farol y molarlo todo, que la comida vietnamita es muy sana y está muy bien, pero a mí me engorda lo que no lo hacen los Cheetos ni las palmeras de chocolate y ME CAGO EN TODO. De momento. #HoiAn #Vietnam #viajarconniños #Los4FantásticosEnVietnam #Día8

A post shared by Amaya (@amayareytv) on

¿Qué pasa también hoy?

Pasa que me pregunto… ¿Pero cómo no me va a pegar una paliza cada noche si amanece así atravesado?

madre 25 (1)

Pasa que yoni es vagina y linga es pene. Hale, ya os vais a acostar sabiendo una cosa más.

madre 25 (2)

Pasa que mi pequeño es un estiloso de cuidado, un tipo con personalidad y con una pizca de chulería innata. Fijaos (hay que afinar mucho la vista en esta foto) en dónde se coloca su pulsera de ojo de tigre, en plan brazalete (se ve mejor en la serie de fotos de Instagram, y por no repetir, no la cuelgo aquí y pongo esta otra).

madre 25 (3)

Y los dos están para comérselos con los floripondios estos.

madre 25 (4)

Pasa que Don Bimbas se enfada igual aquí que en España. Esta vez porque quería coger mi mano derecha, la que tenía ya ocupada El Cachorro. Pelean.

– Cariño, afortunadamente tengo dos manos y no una, ven a cogerme de esta otra.

Pues no. Colgado como un mono del brazo de la mano que agarra su hermano mayor. Lo suelto. Y… ¿adivináis? Sí, se queda parado con el ceño fruncido y no continúa el camino.

Me enerva.

Seguimos caminando y él, impasible.

Como en este país lo adoran, enseguida lo rodean cinco mujeres y un hombre a hacerle cucamonas. Y él, sin moverse. Ah, pero el karma es sabio. A él no le gusta nada que le hablen desconocidos en plan atosigándole, creo que por motivos de vergüenza. Pues merecido se lo tiene, que se jorobe.

madre 25 (5)

Pero no se mueve, no. Jamás dará su brazo a torcer.

Tiene que ir finalmente su padre a por él. Descubre que ha roto su pulsera de cuentas de ojo de tigre. La ha estirado con el cabreo y la ha roto.

¡Jo-der con el crío! Harta me tiene.

HO CHI MINH – HUE

Pagoda de Bao Quoc.
Pagoda de Tu Dam.
Pagoda de Tu Hieu.

View this post on Instagram

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM. Que si pongo el aire para dormir, a temperatura nivel oso polar con bufanda, mi hijo pequeño lo hace a cuerpo, y si lo quito y nos ahogamos en el bochorno, duerme tapado por un edredón relleno de plumas de mil ocas, dos mantas eléctricas y un pijama de visón, que se puede desayunar espaguetis, sopa miso y unos crispis, que si imprimes el plan de viaje antes de un cambio de hotel, con toda seguridad irás al hotel que ya no tienes reservado, y a los botones les hará una gracia loca subir tres maletas, dos de ellas de casi 30 kilos, para tener que volver a bajarlas a los tres minutos, que si te pones como sonido de claxon el graznido de una bandada de gansos, las motos también te ceden el paso, que si tu acompañante ofrece el doble del precio que le dicen, tienes que regatear el cuádruple (y acordarte un poquito de sus muertos), que si un conductor de moto actúa como taxista ilegal y lleva la uña del meñique más larga que la lanza del Cid, por algo será, que si visitas un cementerio con críos, has de acabar haciendo el zombi, que al final voy a ser la única de la familia que se va a agarrar unos piojos vietnamitas, verás. De momento. #hue #Vietnam #viajarconniños #Los4FantásticosEnVietnam #Día4

A post shared by Amaya (@amayareytv) on

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM.

Que se puede desayunar espaguetis, sopa miso y unos crispis, que si imprimes el plan de viaje antes de un cambio de hotel, con toda seguridad irás al hotel que ya no tienes reservado, y a los botones les hará una gracia loca subir tres maletas, dos de ellas de casi 30 kilos, para tener que volver a bajarlas a los tres minutos, que si te pones como sonido de claxon el graznido de una bandada de gansos, las motos también te ceden el paso, que si tu acompañante ofrece el doble del precio que le dicen, tienes que regatear el cuádruple (y acordarte un poquito de sus muertos), que si un conductor de moto actúa como taxista ilegal y lleva la uña del meñique más larga que la lanza del Cid, por algo será, que si visitas un cementerio con críos, has de acabar haciendo el zombi, que al final voy a ser la única de la familia que se va a agarrar unos piojos vietnamitas, verás. De momento.

¿Qué pasa también hoy?

Pasa que, durante el desayuno en el restaurante del hotel, a un señor se le cae el café al suelo y la mujer que le acompaña grita “¡ay!” Y dice Don Bimbas: “¡Ha dicho “ay” (imitando el gritillo)! ¡Como Michael Jackson!”

madre 21 (1)

Sigo tronchándome con él.

Pasa que Don Bimbas tiene que recurrir a su fuerte, que es ser muy mono. Dice: “¿Me coques?” Y pone su cara tierna y su vocecita dulce y suave.

madre 21 (2)

Cómo sabe explotar su cuquismo, el jodido.

Pasa que, en el avión de camino a Hue, Don Bimbas se mea, pero le explico que no podemos ir al baño hasta que se apague la luz del cinturón de seguridad. Se apaga y vamos, y a la vuelta, me señala que la señal de prohibido fumar sigue encendida.

– Sí, esa no se apaga porque no se puede fumar aquí dentro en todo el vuelo.
– ¿Por qué? – pregunta El Cachorro.
– Pues porque nos contamina e intoxica.
– Y el pedo que se ha tirado alguien, también.

Jaaaaaa. Alguien se ha pedido, sí. Y razón no le falta.

madre 21 (3)

Pasa que estamos disfrutando mucho de la típica comida vietnamita.

madre 21 (4)

Ejem. YO estoy disfrutando mucho de la típica comida vietnamita.

Pasa que estamos visitando la pagoda de Tu Hieu y hay un cementerio y que oigo:

“Quiero abrir una tumbaaaaa”. Aquí, Don Bimbas el tétrico.

Luego el tétrico supremo (el padre) les pide que se tumben encima de las tumbas.

madre 21 (5)

Y dice Don Bimbas: “¿Cuándo sale el zombi?”. Pero preguntándolo como si dijera “¿cuándo empieza la función?” Así que, claro, hemos tenido que hacer de zombi.

madre 21 (6)

Pasa que… ¡Horror…

madre 21 (7)

… se le mueve un diente a El Cachorro!

¿Cuál es la versión del ratoncito Pérez vietnamita?

Pasa que se hace patente que hay difíciles decisiones… demasiado fáciles. Os cuento:

El Señor de las Bestias tiene un don, que es saber hacer rabiar. Lo hace con estilo, porque te entran las mismas ganas matarlo que de reírte.

Total, que me chino porque se pasa de listo y acto seguido quiere poner el brazo por encima de mis hombros y yo le digo que ni se le ocurra tocarme. Y El Cachorro pregunta que si nos vamos a separar.

Se ve que no le gustaría, pero no noto demasiado drama. Eso está bien, puesto que su padre y yo nos hemos separado ya dos veces estando él entre nosotros (sin que se haya enterado… ¿o sí?) y la vida ya me ha enseñado, y sobre todo en nuestro caso, que lo de separarnos puede volver a ocurrir en cualquier momento.

Total, que le contesto que probablemente, y coge y salta él: “¡Jooooo, nooooo, no quiero que os separéis, que si no no te voy a ver!”

O SEA. Da por hecho que él se va con su adorado padre. ¡¡PERO BUENOOOOOO!!

madre 21 (8)

Pasa que está El Cachorro encantado porque por fin puede jugar a Minecraft y va a crear su mundo. Pregunta por un nombre para su mundo. A ver qué os parece este que le sugiero…

madre 21 (9)

DELTA DEL MEKONG: BEN TREE

Ben Tree en el Mekong.
Cena en la zona de Bui Vien en Ho Chi Minh.

View this post on Instagram

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM. Que les resulto igual de apetitosa a los mosquitos de Madrid que a los de República Dominicana y a los de aquí, con lo que supongo me habrán clasificado en la categoría de Cocina Internacional en la Guía Mosquitín, que si bebes mucho y lo sudas, te ahorras ir al baño, que te plastifican el techo del coche por un millón de dongs para que puedas agitar Coca-Colas y abrirlas dentro, que las camisetas sin mangas son bien para el calor pero mal para el estilismo, y que a mis hijos ser macarrillas les queda preocupantemente bien, que el durián huele mal y sabe… peor, que si apagan el musicón de Ibiza, pueden bailar con el que seguro oyen de Bui Vien, que hago la turistada del sombrero típico y me quedo tan contenta, oye. De momento. #Mekong #Vietnam #viajarconniños #Los4FantásticosEnVietnam #Día3

A post shared by Amaya (@amayareytv) on

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM.

Que les resulto igual de apetitosa a los mosquitos de Madrid que a los de República Dominicana y a los de aquí, con lo que supongo me habrán clasificado en la categoría de Cocina Internacional en la Guía Mosquitín, que si bebes mucho y lo sudas, te ahorras ir al baño, que te plastifican el techo del coche por un millón de dongs para que puedas agitar Coca-Colas y abrirlas dentro, que las camisetas sin mangas son bien para el calor pero mal para el estilismo, y que a mis hijos ser macarrillas les queda preocupantemente bien, que el durián huele mal y sabe… peor, que si apagan el musicón de Ibiza, pueden bailar con el que seguro oyen de Bui Vien, que hago la turistada del sombrero típico y me quedo tan contenta, oye. De momento.

¿Qué pasa también hoy?

Pasa que El Cachorro aprovecha las ventajas de visitar un país con costumbres distintas y desayuna sopa miso y unos espaguetis. Yo, feliz.

madre 20 (1)

No puedo decir lo mismo del canijo…

madre 20 (2)

Pasa que en los andurriales del Mekong nos topamos con varias aves enjauladas de mala manera. Y que los críos insisten al Señor de las Bestias para que compre al pato y lo deje libre.

madre 20 (3)

Nos negamos. El Cachorro está muy disgustado. Luego el Señor de las Bestias se muestra arrepentido: “También lo podía haber comprado y lo soltábamos…” Pero yo creo que para el pato hubiera sido peor. Después de soltarlo, lo cogerían de nuevo y lo volverían a enjaular para volver a venderlo. No sé si para el pobre bicho, pasar doblemente por ser “patiatado” y/o ser metido en esa jaula de mierda hubiera sido mejor, la verdad.

Pasa que Don Bimbas lleva la contraria a todo. Todo lo hace al revés. Si pongo el aire acondicionado para dormir, a temperatura nivel oso polar con bufanda, Don Bimbas lo hace a cuerpo, y si lo quito y nos ahogamos en el bochorno, duerme tapado por un edredón relleno de plumas de mil ocas, dos mantas eléctricas y un pijama de visón.

madre 20 (4)

Sola en la carretera

Voy de viaje en coche. Y voy sola. Se me hace raro porque, normalmente, de hace unos años hasta ahora, suelo ir acompañada. De mis niños. Pero se da la circunstancia de que hoy la familia está dispersa. Papá, en Madrid, mamá en Pamplona, El Cachorro en Lanzarote…

madre 6 (1)

… y Don Bimbas en Estartit.

madre 6 (2)

Descentralización familiar, que se llama.

Voy en el coche como con vacío. Qué curioso, ¿no?, antes de ser madre mi vida era completa, y ahora me doy cuenta de que ni mucho menos soy yo sola, que no me basto, que mi vida son ellos…