Admiradora del blog

Recibe un WhatsApp el Señor de las Bestias de una persona con la que está viendo si trabaja con ella y con su perro en un rodaje. Él tiene una página web (que por cierto es castinganimales.com) donde aparece el banner de este blog:

madre 28 (1)

El caso es que la mujer, que tiene ahí su perro registrado, entró. Y transcribo el mensaje del que os hablo:

 

Perdona que te moleste, pero es que estoy súper enganchada al diario que hay en la página del casting “Diario de una mamá” y al darme cuenta de que eres tú el papá no he dudado en escribirte para que des de mi parte la enhorabuena a la mamá que ha tenido una iniciativa súper original. ¡¡¡Me encanta!!!

Qué buen legado para vuestros hijos.

Es que me he sentido identificada cuando mis hijos eran pequeños y me está encantando”.

 

A mí lo que me encanta es que a esta mujer le encante, que se sienta identificada, que le traiga tantos recuerdos y que haya sabido pillar parte de la filosofía del diario, que es puramente egoísta y egocéntrica: lo del legado para mis hijos. Sí, la principal razón por la que escribo esto es para que ellos sepan cómo fue su infancia (porque si hay que tirar de mi memoria, van finos). Pero también para que quienes me leen se entretengan (puesto que es lo que me ha gustado hacer desde que era pequeña, entretener a los demás) y esbocen cada día una sonrisa, ya sea por empatía, por nostalgia, por solidaridad o porque les parece gracioso lo que cuento.

 

Así que imaginaos lo mucho que me ha gustado leer este WhatsApp.

 

Gracias, querida lectora. Y a los muchos que me comentan en RR.SS. Y a los que no me comentan nada pero me leen. A todos: G-R-A-C-I-A-S.