San Antón se reproduce

Un año más, San Antón. El año pasado llevamos a dar las vueltas a una oveja… preñada. Este año, a ella y a su retoño, Oscar.

madre 17 (1)

Somos como muy de tradiciones.

Por supuesto, los metemos en la iglesia.

madre 17 (2)

Y por supuestísimo, aquí el padre de las criaturas, es entrevistado para “Madrid Directo”.

madre 17 (3)

Porque pasar desapercibidos, no va con nosotros.

Mientras, yo compro, como cada año, los panecillos de San Antón. Los guardo con dinero para que nunca me falte… Un ritual que, desde que hice el reportaje para “Instinto Animal” de Telemadrid en 2010, siempre hago. Desde entonces, no me pierdo un San Antón ni sus panecillos jamás.

Una oveja en la ciudad

Es San Antón y los madrileños se acercan a la iglesia de la calle Hortaleza a bendecir a sus mascotas. El Señor de las Bestias ha querido llevar a los críos con un animal. El elegido ha sido esta oveja.

madre 17 (1)

Se ha encontrado con un amigo que también tiene un hijo y ahí que han ido los tres con la oveja por la calle.

madre 17 (2)

Luego se han metido en misa. A la salida es cuando llego yo, que les pregunto cómo es que no me han esperado dentro, pues hace un frío que pela, y ya me cuenta el padre: “Se porta mejor la oveja dentro de la iglesia que los críos”.

Y le creo.