Reyes espléndidos

Pues yo diría que no les hace tanta ilusión como me hacía a mí. Claro, en diciembre les aparecen regalos hasta de debajo de las piedras… Que si los del cumple, que si los de la celebración del cumple, que si los del cumple de mis padres cuando vamos a Pamplona, que si los de Papá Noel, que si los del Cagá Tió que hemos hecho este año, y ahora Reyes… Que son los que veis y otros tantos en casa de su abuela paterna.

madre 6 (1)

Y di que son un primorcico y El Cachorro hace mogollón de aprecio: “¡Mira, el que pedí!”, “¡Hala, una camiseta que quería!”, “¡Un cepillo de dienteeeessss!” O sea, que da gusto. El otro es más selectivo. Abre cuatro coches de Hot Wheels y ya dice “ete sí, ete no”. Le gustan dos y los otros dos nos los podemos meter por donde nos quepan. El caprichosito…

madre 6 (2)

¿Y qué me decís de ESTE?

madre 6 (3)

(Se lo compré a El Cachorro el año pasado, y cuando vi la cantidad de regalos que tenía, decidí dejarlo para este).

Siempre lo quise tener. Y nunca. (Yo creo que no lo pedí con suficiente ahínco). El Señor de las Bestias también me confiesa que ha sido su juguete nunca conseguido. Así que nos peleamos por él.

madre 6 (4)

Ojo a los cirujanos.

Y porque no había un juego de Operación de Star Wars, que si no hubiera comprado esa versión.

madre 6 (5)

¡Menudo kit de artículos de la peli que les han dejado los Reyes!

Y una cosa que me A-LU-CI-NA. Si les cae algo parecido, no se fijan en si en el color de uno es más guay que el del otro, o en si mola más por lo que sea, no. Asumen que es SU regalo, pero además hasta las últimas consecuencias. Yo, que los compro para que los utilicen indistintamente, Y NO HAY TU TÍA. Es decir, compro un revólver y una pistola automática, ambos de pistones. El Cachorro ha abierto el revólver y Don Bimbas la automática, y aunque esta última tenía el gatillo más duro y le costaba disparar, ninguno de los dos ha querido cambiarla. Creo que incluso han mirado con envidia la pistola del otro. Pero han adoptado la que les ha adjudicado el cartel de los Reyes con verdadera seriedad.

Con las cantimploras de Star Wars pasa lo mismo. No os creáis que se confunden en plan “¿la tuya era la roja de tapón azul o la azul de tapón rojo?” Ni mucho menos. NO SON INTERCAMBIABLES. Cada uno ha abierto una y tiene MUY CLARITO cuál es la suya. Yo aún no me he enterado.

madre 6 (6)

Lo que tienen, son muchos regalos. En mi casa los Reyes siempre han sido muy espléndidos, y siempre ha sido uno de los días más felices del año, si no el más. Abrir la puerta del salón y verlo repleto de regalos… ¡qué sensación! Así que, a pesar de que sostengo que los críos tienen una barbaridad de cosas, quiero que vivan lo mismo que yo: la emoción de levantarse para ir corriendo al salón a ver qué han dejado los Reyes.

madre 6 (7)

No creo, sin embargo, que logren sentir lo mismo que sentía yo. Una pena.

madre 6 (8)

Mirad qué saloncico se ha quedado de majo. A pesar de cómo soy yo, que me sale urticaria si veo el más mínimo desorden y un papelillo tirado por el suelo, me encanta.

madre 6 (9)

Ahora, y después de un buen chocolate y de un gran trozo de roscón, a disfrutar del día.

¡Os deseamos que también hayáis tenido unos felices Reyes!

Profesionales de la cabalgata y novatos de la noche de Reyes

Están los críos dándose un baño de espuma y me llaman. Con la cara tapada (eso, El Cachorro, porque al otro le parece que la tiene, pero no), me hacen jou, jou, jou.

madre 5 (1)

Qué navideños.

Pero hoy no es el día del gordo advenedizo. Hoy es el día de la Cabalgata de los Reyes Magos. Y yo soy fan total de Sus Majestades. Así que arrastro a toda la familia a recibirlos. Y vamos con unos vecinos.

No nos acercamos a verlos de cualquier manera. Vamos con una furgoneta en la que hemos metido unas escaleras.

madre 5 (2)

Como unos profesionales.

Yo llevo galletas saladas, una bolsa con polvorones y cervezas frías. “¿Pero se puede beber alcohol en la calle, Amaya?”, me pregunta una vecina. Hija, no lo he hecho ni pensar. Pero creo que la policía está hoy a otros menesteres. (Le digo a un amigo municipal vía WhatsApp que “a ver dónde están los polis cuando se les necesita”, que quiero una primera fila en la cabalgata, y él me contesta: “A ver si llueve bien y os recogéis pronto”).

madre 5 (3)

Y tan bien, que se ha puesto a llover. Un vecino que mide dos metros de alto por dos de ancho, lloriqueando porque tiene los pies empapados y helados, yo, con las manos que se me resbala la cerveza porque están como debajo de un grifo, el móvil inutilizable por lo mismo… Un cuadro.

Eso no es todo. ¡¡No tenemos roscón!! Y eso sí que no. En mi casa no se prueba (y no por falta de ganas, sino por tradición y porque cada día tenga lo suyo y para hacer que haya cosas especiales) hasta el día 5. El día 5 después de la Cabalgata. Se abre la veda; de ahí, en adelante. Por tanto, el día 5 TIENE QUE HABER ROSCÓN así tenga que hacer un butrón en una pastelería. Por tanto, con el móvil chito, me pongo a llamar a El Corte Inglés para indagar cuándo cierran. Porque no solo no tenemos roscón, tampoco comida para mañana.

Averiguado el horario y finalizada la Cabalgata, y después de un buen chocolate reparador en una pastelería, vamos a El Corte Inglés, donde acabamos deambulando por su supermercado buscando delicias para hoy y mañana. Y, una vez en casa…

madre 5 (4)

Después, a limpiar zapatos y a colocarlo todo.

madre 5 (5)

Y despuéssssss… Niños a la cama y yo poniéndome a hacer letreritos. Mi mente: “Escribe solo los nombres, de cualquier manera, que total, ni se fijan ni lo aprecian”. Mi corazón: “Qué pena, con lo monos que quedan los cartelitos personalizados para cada paquete…”

madre 5 (6)

Un año más, pico.

madre 5 (7)

Debería guardarlos de un año para otro.

madre 5 (8)

¡Qué coño! ¡Si los guardo! Lo que no sé es dónde… ¿Cómo se puede ser tan desastre?

madre 5 (9)

Pues nada, cartelitos, colocación de regalitos…

madre 5 (9)

madre 5 (10)

Y hasta las tres de la mañana, con la broma.

madre 5 (11)

Pero merece taaaaanto la pena…

Qué ganas de que llegue mañana, ahora que los Reyes y sus camellos ya han pasado…

madre 5 (12)