Purpurina

O “purpulina”, como dice El Cachorro. Hoy ha hecho un trabajo con ella. Me temía que fuera a esparcirse por toda la casa, pero no que nada más abrir uno de los botecitos, se cayera la mitad del tirón.

madre 29 (1)

Así que me brillan la mesa, el sofá, la alfombra…

madre 29 (2)

Vamos a estornudar purpurina hasta que estos dos vayan a la universidad, me temo. Como cuando vas a una playa y te bañas con oleaje, que se te mete la arena hasta en el forro del bañador y jamás la logras sacar de ahí. Igual. Es un invento de Satanás.