Hacker en potencia

No sé cómo lo hace. No lo sé. Pero lo hace. Le sale desde que era pequeño. Hay al menos un post al respecto, lo recuerdo.

Es acercarse El Cachorro a un ordenador, y con un par de teclas te saca funciones que desconocías que existían. Lo hacía cuando era un bebé y aporreaba el teclado al buen tuntún. Hoy, a pesar de tenerlo terminantemente prohibido (“no toques el ordenador de mamá, que ahí mamá trabaja y te puedes cargar algo”), se ha sentado en mi silla y lo he pillado tocando el teclado.

Le he soltado un bufido, porque le temo más que a un nublado. Que cualquiera me puede decir, “hija, Amaya, el ordenador estaba en suspenso, es decir, bloqueado, poco puede hacer el crío por presionar unas teclillas…” Sí, ya. Pues resulta que por la noche me siento a trabajar y, cuando activo el ordenador… ¡¡me lo encuentro negro!!

madre 24 (1)

Pero… peroperopero… ¿¡CÓMO DIANTRE LO HA HECHO!?

De verdad que voy a acabar rodeando mi mesa de trabajo con un pastor eléctrico.