Plano cenital

La habitación del hotel donde recalamos es tipo dúplex. Son dos plantas abiertas. Arriba está la cama de matrimonio. Abajo, el sofá cama de los críos.

madre 1 (1)

Bueno, de los críos…

Así amanecemos. Yo he dormido arriba de lo más ancha.

Pero veo la de juego que me va a dar el plano cenital. Porque otro día me encuentro a mis chiquitos así:

madre 2 (2)

Parece la escena de un crimen, ¿que no?

Me encantan estos cuadros mañaneros.

Narciso

Lo que le gusta a este crío un reflejo suyo. Mirarse en un espejo y hacer muecas. Verse en un cristal y gesticular. Don Bimbas tiene alma de payaso.

Hoy ha encontrado este bol.

madre 3 (1)

Pues el gran rato haciendo el canelo. Es peor que yo. Que ya es decir.

Verbigracia. Está aquí El Cachorro haciéndose autofotos…

madre 3 (2)

Coloca la cámara bien… Se coloca él…

madre 3 (3)

… Y aparece su madre a reventarle el tema…

madre 3 (4)

¿Se puede ser más chupacámaras?

¿Cuestión de perspectiva o de interés?

El Señor de las Bestias, no sé cómo diantres lo hace, siempre me saca fatal en las fotos. Hoy me ha dado por inventarme un look así raro y, para ver cómo me queda, si tiene un pase o parezco una hortera de bolera, le pido que me saque una foto.

madre 1 (1)

Y yo, independientemente de la ropa, me veo… pues como que no me veo. No me saca bien. Y entonces le digo que se fije en cómo me fotografía El Cachorro, porque sé de antemano que me va a sacar más favorecida. Voy a caballo ganador. Le doy el móvil y…

madre 1 (2)

¿¿Notáis la diferencia?? Es muy sutil, es un no sé qué que qué se yo, pero me saca mucho mejor. ¿A que sí? (Y no, no me digáis que es porque es un ligero contrapicado, porque no tiene NADA que ver).

¿Qué será, cuestión de perspectiva o de interés? ¿O serán los ojos que me miran?

Por cierto, este look, no lo repito.

Fotógrafo artístico

El Cachorro no solo encuadra bien las fotos, demostrando un exquisito sentido del equilibrio estético, sino que además es un tipo muy creativo. Todo un artista.

madre 24 (1)

Mirad cómo logra sacar a toda la familia, con ese haz de luz en el techo que le da un punto tan psicodélico a la foto.

Me parece una foto bestial, en varios aspectos, la mires por donde la mires.

Por cierto, feliz Navidad.

Inquietudes artísticas

Nos vamos a una exposición fabulosa en el CaixaForum sobre la competición en la antigua Grecia, con piezas del British Museum, y a mis hijos lo que les viene a hechizar es…

madre 10 (1)

Asomarse por los bajos y entablar una conversación con alguien que está al otro lado.

Bueno, menos mal que a la salida, su abuelo le ha dejado a El Cachorro su máquina de fotos. Los de alrededor lo han flipado, claro. No tanto como lo podía haber flipado el abuelo si al peque se le llega a caer al suelo. (Por si os preguntáis de dónde sale mi inconsciencia natural).

madre 10 (2)

El Cachorro se ha empecinado en sacar una paloma al vuelo. Así que se ha dedicado a perseguir a cualquiera que se ponía tiro. Hasta tal punto que cuando ha fichado una e iba hacia ella, se han interpuesto en su camino un padre con sus dos hijos, decididos a espantarla, y cuando él ha visto lo que estaba a punto de suceder, ha gritado “¡No!”, y los que se han espantado han sido ellos. Y él ha podido perseguir a esa paloma en exclusiva para sus propósitos.

madre 10 (3)

No ha tenido suerte.

Don Bimbas, por su parte, se ha apropiado de mi móvil y ha hecho sus pinitos.

madre 10 (4)

No vamos a ganar en discos duros para guardar tanto arte incipiente (que hay que guardar, porque cuando luego me inviten a programas como madre de los artistas, tendré que enseñar cómo empezaron…)

Pero es que esto es un no parar. Una vez en casa, mi digno heredero se inclina por otro tipo de instantánea: la autofoto. (Donde el verbo inclinarse se utiliza en toda su plenitud).

madre 10 (5)Esto, señores, es una autofoto en la que el autor ha querido salir inmortalizado junto a su obra.

Como es un artista que cuenta con mucha autocrítica, ha considerado que no le había salido bien del todo, que su creación no se podía admirar en su plenitud, y ha optado por sacrificar su imagen en pos del arte.

madre 10 (6)

Aun así, también ha querido innovar.

madre 10 (7)

Si es que es imposible contener su torrente creativo. ¿Os sigue extrañando que vaya guardando todo lo que hacen mis niños? En breve sus obras estarán muy cotizadas y ME VOY A FORRAR.

Y ya sé cómo será mi mansión. Es una que, por supuesto, ya ha diseñado El Cachorro. Estos son los planos:

madre 10 (8)

Lo del centro es el salón con su sofá. Lo del lateral, las escaleras. Lo de arriba, las habitaciones, que hay hasta cocina con su nevera. Y lo que cuelga, un tobogán que acaba en el agua.

Ha sabido reflejar perfectamente mis gustos.

Artista en ciernes

“¡Mamá, mamá, dame el móvil para sacar una foto!”

madre 16 (1)

Y coge la botella de agua, la planta en el suelo y se dedica a sacar fotos del reflejo. Los reflejos le flipan. Son su leitmotiv.

Y se casca la siguiente serie.

madre 16 (2)

madre 16 (3)

En cuanto a la última foto…

madre 16 (4)

… dice: “Parece la araña de Spiderman que le picó”. Pues sí, ¿no? Parece una araña radioactiva total. En cualquier caso, yo voy a ir llamando a una galería.

A la hora de la cena, sirve el Señor de las Bestias a El Cachorro una ensalada de pepino con dos tomates cherris de nuestro huerto (los que había, que no había más que dos). Lo dejamos cenando y al poco me llama. Quiere enseñarme algo. Y resulta que es esta foto que ha hecho:

madre 16 (5)

¡Un artista! No solo por la foto, sino por la composición gastronómica (nosotros se lo habíamos puesto, como os podéis imaginar, desparramado). ¡Menuda presentación del plato ha hecho! Este va a ir directo a la siguiente edición de “Masterchef”.

Todo lo delicado que es uno… el otro, madre del amor hermoso.

Coge los gordos que hemos cortado de su filete con las dos manos, todo lo largos que son, ¡y se los jala! Un carnívoro de cabo a rabo. Impresionada me hallo.

madre 16 (6)

Esto sí que no me lo esperaba.

¡Al ataque!

Estoy en el sofá del salón tan tranquila, y se produce por sorpresa una irrupción de fuerzas enemigas.

madre 15 (1)

A raíz de ahí, todo ha sido una sucesión de ataques.

madre 15 (2)

El Cachorro me ha pedido que fuera reportera gráfica de guerra.

madre 15 (3)

Sacándole fotos para ilustrar sus arriesgadas tácticas. Y hay que decir que el soldado de su unidad imponía también bastante con su arrojo.

madre 15 (4)

Pues nada, avance, retirada, avance, retirada.

madre 15 (5)

Para coger carrerilla en el pasillo y depurar la embestida.

madre 15 (6)

Así hemos pasado el rato.

madre 15 (7)

De verdad que yo esta actitud, este meterse en el papel, este vivirlo, no sé de dónde lo han sacado.

madre 15 (8)

Pero están para empezar a rodar una peli de lucha tal que ya.

Ah, y esta sesión ya ha cogido entidad. Mes y medio más tarde, me viene El Cachorro y me dice: “Mamá, ¿jugamos al juego de hacer saltos con las espadas y tú nos sacas fotos?”

Venga.

madre 15 (9)

Vestidos de bautizo

Hoy bautizamos a mi sobrino pequeño. Y mirad qué pimpollos El Cachorro y Don Bimbas.

madre 14 (1)

Más bonitos que un San Luis.

madre 14 (2)

Pero la madre no se queda manca, no es por nada.

madre 14 (3)

Si es que se nos puede llevar a cualquier lado…

Y ojito a las fotos que me saca El Cachorro.

madre 14 (4)

Es que tiene un don. Un don heredado. Por eso me encargan inmortalizar el bautizo que mi hermano y mi cuñada han tenido el acierto de celebrar en la capilla de San Fermín de Pamplona.

madre 14 (5)

Porque tengo el don de saber encuadrar y el de saber disparar en el momento adecuado. Fijaos si no en estas dos fotos que saco después…

madre 14 (6)

madre 14 (7)

JJAAAJAJAJAJJAJAJAJJAJAJAAA. Lloro.Soy muy perrins. Pobre sobrinico mío. Pero…¡¡qué toña!! Jaajajajajaaj. Ay, Dios me castigará.

Pero reconocedme que para sacar una foto así hay que estar ahí, como una superfotoperiodista que soy. (Pero qué toña, jaaaaaaaaa).

Ser siempre guapa para alguien

Me saca El Cachorro una foto a traición.

IMG_8317 b

Más fatal no puedo salir (de hecho la he tenido que recortar un poco para que no os atragantéis del susto). A continuación, saca otra en la que no se me ve la cara.

madre 30 (2)

Obviamente me preocupa la primera. Me veo francamente horrorosa. Y le pregunto: “¿Aquí estoy fea?” “No”, me contesta, “pero aquí sí”, dice mostrándome la segunda foto. Es la que no se me ve la cara. Estoy fea porque NO SE ME VE.

Me encanta la mirada limpia de los niños. Su mamá no es fea nunca. Ni con arrugas, ni con papada, ni despeinada. Su mamá solo está fea si no se le ve la cara. Su mamá es la más guapa del mundo siempre. Qué lástima que en general nos hayamos vuelto todas tan absurdas.