Romanticismo a tope

Hoy es el día de los enamorados. Lo digo porque seguramente se os esté pasando desapercibido. Yo, que estoy en todo…

¿Sabéis a quién NO se le ha pasado desapercibido? A la novia de El Cachorro. ¡Menuda es! (Bueno, ni al Señor de las Bestias, dicho sea de paso).

madre 14 (1)

Vuelve mi hijo del cole con un nuevo colgante. Se lo ha regalado ella. Es, bañado en purpurina, la mitad de un corazón.

madre 14 (2)

– La otra mitad la lleva ella, supongo, ¿no? – le pregunto.
– Sí, creo.

Seguro.

¿Cómo os quedáis?

Esta lagartija ya me lo quiere cazar. El Cachorro, sin embargo, dice que son muy pequeños y que, cuando sean mayores, él la buscará para casarse. Pero me parece que su novia no está dispuesta a esperar…