La viñeta

Me viene El Cachorro con su último dibujo. Bueno, bueno, bueno. BUENO.

madre 21 (1)

Toda una historia.

Un barco pirata hundido porque lo ha mordido un megalodón, un pirata en una isla desierta, al que le va a rescatar un helicóptero, que probablemente no pueda hacerlo porque el megalodón se lo va a zampar. Hablando de zampar, otro tiburón está a punto de merendarse a un pececito. Y hay una manta raya.

– Y olas, mamá, hay olas. ¡¡Y exclamaciones!!

Fabuloso.

– Pero, cariño, lo único es que, “socorro”, se escribe con dos erres.
– Ah, vale. Pues este (señalando al pirata) no pronuncia bien la erre.

Y arreando, que es gerundio. QUÉ GRANDE ES.

¿Y os habéis fijado en los detalles? La ostra con perla, el cangrejito y la estrella de mar en el arrecife…

Luego, se ha venido arriba… Ya hay policías pescando, tiburones malparados… Ah, y dos erres en “socorro” 😉

madre 21 (2)

Es un GENIO.

Dibujos de nunca acabar… para la posteridad

Mirad qué caballito de mar se ha cascado El Cachorro.

madre 22 (2)

Y aquí ha dibujado a un malo.

madre 22 (3)

También un monstruo y una casa encantada.

madre 22 (4)

Y este dibujo lo han hecho entre él y su hermano.

madre 22 (5)

Y tengo fotos de todo, no porque yo las haga, que podría ser perfectamente, sino porque ellos mismos me las piden. Eso he conseguido, pasar de ser la pesada de las fotos a que me las reclamen a cada cosa que hacen. Así que ajo y agua, que merecido me lo tengo.

Por su parte, Don Bimbas siente envidia de la casa de El Cachorro, con lo que le pide:

– ¿Me haces una casa?
– Hazla tú – le sugiero.
– ¡Es que yo no sé! – me replica.
– ¡Pues inténtalo, si no no aprenderás!

Pero lo de esforzarse, no va con este crío. Sobre todo, porque está acostumbrado a tener una vida regalada. Desde bebé todo el mundo dándole cosas por su cara bonita… Así que vuelve a la carga.

– Simón, ¿me haces una casa?
– ¡Vale!

Vuelve con la casa. Foto al canto.

madre 22 (6)

Luego El Cachorro. Porque a la casa de su dibujo le faltaba la boca. Clic.

madre 22 (7)

Más tarde, después de comer. Don Bimbas quiere completar su dibujo.

– ¿Me haces un corazón, que yo no sé?

El Cachorro hace un corazón.

– ¡Ahora yo!
– Que no te salga un culo. Si te sale un culo, mal vamos.

madre 22 (8)

No sé si os parece un culo o no…

Yo, mientras, sigo con la cámara en guardia.

Monigote con tentáculos

Nuevo episodio de El Cachorro dibujando.

madre 25 (1)

El monigote de hoy tiene tentáculos, pero su hacedor de repente se pone a tacharlos… para cortarlos. Porque eso parece que significan para él los tachones. Tachar = cortar. «Si no lo cortamos siempre estará con tentáculos», y luego añade «pero se ha ido corriendo para que no le toquen los tentáculos». Me cuenta historias que me marea viva y no me entero. Vamos, que mientras dibuja se hace él mismo una película.

 

Y no sé si abstracto es el dibujo o su explicación.

 

Mi retrato y el de uno de fuera

Bueno, pues resulta que esta soy yo.

madre 9 (1)

Me veo muy favorecida.

Estaban El Cachorro y el Señor de las Bestias jugando con un vaso, haciendo círculos. El padre ha hecho el ojo de la derecha. El resto, mi hijo. (¿O ha sido al revés? No os creáis, se me generan serias dudas…)

Tres días más tarde, le pido que dibuje a la familia en una barbacoa. Y aquí estamos.

madre 9 (2)

Y me fascina lo bien que se nos diferencia a mamá y a papá. Papá tiene barba y yo pestañas.

Lo que nos ve en común a todos son unos soplillos bien majos.

 

Le ha entrado la vena creativa. De repente, aparte de las casas, los soles, los corazones, las flores y los árboles, se ha lanzado y ha dibujado un coche en la carretera…

madre 9 (2) madre 9 (3)

… un avión (que no le ha gustado y ha borrado)…

madre 9 (4)

… y lo que a mí me ha vuelto loca, un alienígena. Dicho así por él: alienígena. (Muchos adultos no saben pronunciar semejante palabra).

madre 9 (5)

Mirad qué cantidad de ojos. Y me explica El Cachorro: “Con ruedas y una tele para que alguien le salve”. Lo ha dicho tan convencido que no he querido ni mostrarle mi extrañeza.

Lo único que me pregunto es cuál de los dos dibujos tienen más pinta de extraterrestre, si este de aquí o… mi retrato.