Mi niño…

Se me queda frito encima de mí.

madre 24 (1)

No sabéis cuánto, cuantísimo lo disfruto. Porque me da por pensar en lo que ocurrirá cuando pase no mucho más de tiempo (que pasa volando), en cuando sea adolescente y me aborrezca, y sé que estos momentos los echaré en falta como a nada.

Es que me entra nostalgia por adelantado.

¿Sabré vivir más adelante sin hacerlo en su pequeño mundo? ¿Ese en el que no me deja ni a sol ni a sombra? ¿Ese en el que yo soy su centro? ¿Ese en el que las cosas son a su medida?

Sale el sol y aprieta, así que decido salir a morenearme un poco. Es algo absurdo, porque acto seguido aparece Don Bimbas y no me deja. Pero ve que está el bote de crema al lado y se propone utilizarlo.

madre 24 (2)

No me llega a rociar crema, claro, porque no tiene fuerza para darle al botón del spray, ni me extiende bien la crema imaginaria, porque hace así medio segundo con la manita y voy que chuto.

madre 24 (3)

Vamos, que hoy me quemo fijo.

Pero sarna con gusto no pica. Lo dicho, estoy in love de su pequeño gran mundo.