Amor-odio

El Cachorro quiere bajar a la piscina y yo le digo que hasta que no se termine el trabajo de la terraza, no vamos a bajar. Está el Señor de las Bestias dándose una paliza poniendo una terraza de revista y me parece injusto abandonarlo para estar nosotros en la pisci mientras él suda la gota gorda. En casa tampoco es que le echemos una mano ni nada, pero por lo menos le damos apoyo moral. Así que de piscina, nada de nada.

madre 31 (1)

Y comienza la tragedia: “¡Tengo los peores padres! ¡No quiero estar ni contigo ni contigo!” El Cachorro empieza a dramatizar de lo lindo, y ahí estamos su padre y yo aguantando el chaparrón. Porque no nos quiere nada de nada.

Es, El Cachorro, un tipo de extremos, amén de muy teatrero. Si se lo pasa bien, “hoy ha sido el mejor día de mi vida”, y si no le dejas hacer algo que le apetece, “hoy ha sido el peor día de mi vida”. No conoce la gama de grises.

Ah, pero la terraza, se ha finiquitado.

madre 31 (2)

Y ya hay quien toma posesión.

Árbol de Navidad

Mucho debo querer a mis hijos para permitirles colaborar colocando las bolas del árbol de Navidad…

madre 30 (1)

Bolas que no son precisamente de plasticucho. Las hay de cristal, incluso. Pero merece la pena. Mis hijos no tienen la culpa de que yo quiera un árbol chulísimo no apto para menores. Así que si no van a tener un pino con bolas feas ni muñecos de corchopán ni espumillón de colorinchis, al menos que participen en poner el que a mí me gusta.

 

El Cachorro estaba emocionado. Le he dicho que le dejaba ayudarme después de cenar y, aleluya, ha cenado todo y lo ha cenado en un tiempo normal (se tira la tira, normalmente).

madre 30 (2)

Total, que así de bonito nos ha quedado el árbol.

madre 30 (3)

Que es que está rechulo por todos sus costados.

madre 30 (4)

Y así de bonito lo que no es el árbol.

madre 30 (5)

Los peques y yo, encantados.

madre 30 (6)

El mayor, imbuido del espíritu navideño, se ha sentido incluso de lo más inspirado y ha realizado la siguiente obra pictórica:

madre 30 (7)

Obra: Christmas present under the tree.

Autor: El Cachorro.

Técnica: Boli Bic azul sobre papel de cocina.

 

En ARCO se lo van a quitar de las manos.

 

¡Navidad, ven! ¡Este año no nos cogerás in fraganti! ¡Estamos preparados!

 

Halloween, segunda parte

No he visto disfraz/accesorios que le vayan mejor a un ser humano.

madre 29 (1)

Es que es un papel que está hecho para él. Los cuernos y el tridente le sientan como un guante a esa cara de pillo.

madre 29 (2)

En su justa medida. Lo veo muy cómodo haciendo de malvado. Pero muuyyy cómodo. Demasiado cómodo…

 

Él y su hermano están encantados con las iniciativas de su padre. El Señor de las Bestias ya no sabe qué inventar para escaquearse de hacer el trabajo sobre los aparatos reproductores y la gestación que tiene que presentar El Cachorro en unos días, ese marrón que aún lo tenemos pendiente y que a mí no me deja ni vivir.

madre 29 (3)

Prefiere liar a todos con el atrezzo “halloweeniano” de la casa, que ni el pasaje del terror de la Warner…

madre 29 (4)

Ha quedado muy chulo, sí. Pero yo, que nací siendo práctica, veo que es demasiado esfuerzo para nada… Halloween es cosa de un día, o de un fin de semana. Si aún me dices Navidad…

madre 29 (5)

En fin, temblemos mientras podamos.

Decoración U.S.A. style

Vuelvo a casa de una cena y me la encuentro…

madre 28 (1)

… TERRORÍFICA.

madre 28 (2)

Me reciben mis dos canijos.

madre 28 (3)

No sé muy bien si me dan más risa que susto, pero están mundiales.

madre 28 (4)

Al Señor de las Bestias le ha dado por decorarlo todo por Halloween. A lo grande, en su línea.

madre 28 (5)

Es que no le falta detalle.

madre 28 (6)

Hasta tumbas. La de nuestra familia y la de los vecinos, que han sido invitados a participar y se lo han pasado, sí, de miedo.

madre 28 (7)

Parece una casa de Oklahoma.

madre 28 (8)

He aquí el satisfecho autor de la obra:

madre 28 (9)

No sé por qué le ha dado por ahí. Pero cuando le da, le da. Que no lo nombren alcalde porque lo del soterramiento de la M30 va a parecer un flan de arena en la playa comparado con lo que sería capaz de llevar él a cabo.