Cuando nos hacemos mayores se nos caen los dientes

A El Cachorro se le mueve un diente.

madre 27 (1)

¡Aaaaay! Qué emoción. Recuerdo cuando se me movían… ¿Vosotros? Viéndolo, lo rememoro total: cómo, de repente, un diente se movía, cómo lo movía con el dedo o con la lengua, cómo me entretenía jugando con él, con una mezcla de gusto y dentera…

Ahora es el turno de mi niño. Mi niño se hace mayor. Ya empieza a mudar. Lástima que sea el de abajo y no el negro de arriba que lo tiene chungo desde ni sé. ¡Tengo unas ganas de que se deshaga de él…! Pero bueno, por algo se empieza.

El Señor de las Bestias está muy contento también. Ahora no quiere más que atarle un cordel al pomo de una puerta y tirar. El Cachorro, por supuesto, se niega en redondo. Pero su padre es insistente. MUY insistente. Qué cruz le ha caído…