Bajo control

Que Don Bimbas se despierte por la noche y lloriquee y se queje, no es novedad. Es decir, es el pan nuestro de cada día. La mayoría de las veces se queja de dolor de rodilla (de verdad, a mí esto no me parece normal, pero la pediatra insiste en que sí), pero hay otras que se trata de otra cosa.

madre 2 (1)

Esta noche se despierta protestando. Cuando acudimos el Señor de las Bestias y yo, él enseña las manos.

– ¿Qué le pasa en las manos? – pregunta el Señor de las Bestias.

Y yo, que lo he acostado, sé perfectamente que le pasa. Le pasa que le faltan los dos muñequitos con los que se ha ido a dormir. Esos muñequitos que, una vez ha caído en brazos de Morfeo, yo le he quitado de la cama para que no se los clavara. Pero él tiene un sexto sentido que le avisa de cuándo está sucediendo una “traición”, por lo visto. Y él sabe perfectamente con qué se acuesta y quiere que sea lo mismo con lo que se levanta. El señorito.

Imposible darle gato por liebre.

¿Cuestión de perspectiva o de interés?

El Señor de las Bestias, no sé cómo diantres lo hace, siempre me saca fatal en las fotos. Hoy me ha dado por inventarme un look así raro y, para ver cómo me queda, si tiene un pase o parezco una hortera de bolera, le pido que me saque una foto.

madre 1 (1)

Y yo, independientemente de la ropa, me veo… pues como que no me veo. No me saca bien. Y entonces le digo que se fije en cómo me fotografía El Cachorro, porque sé de antemano que me va a sacar más favorecida. Voy a caballo ganador. Le doy el móvil y…

madre 1 (2)

¿¿Notáis la diferencia?? Es muy sutil, es un no sé qué que qué se yo, pero me saca mucho mejor. ¿A que sí? (Y no, no me digáis que es porque es un ligero contrapicado, porque no tiene NADA que ver).

¿Qué será, cuestión de perspectiva o de interés? ¿O serán los ojos que me miran?

Por cierto, este look, no lo repito.

Elegancia

En esta casa se despide el año y se da la bienvenida al nuevo, por todo lo alto.

madre 31 (1)

Creo que es la segunda vez que celebramos Nochevieja aquí, así que no tengo muchos recursos para ello. Ni para decorar la mesa con vajilla ni mantel específicos navideños ni para preparar comida como las delicias que hace mi madre, que yo quiero volver a casa por Navidad solo por comer lo que cocina.

Pero toca en casa y creo que, al menos estéticamente, estoy a la altura. Sobre todo, en las vestimentas…

madre 31 (2)

Con dos hijos pequeños ya no hay mucha ocasión para ir a fiestas de postín nocturnas. Hoy estreno el vestido (y ropa interior roja y regalada).

madre 31 (3)

Y lo estreno para la foto. Lo mismo que para la foto son las pajaritas de los críos. No adivinaréis nunca a quién casi le sale urticaria de obligarle a llevar la pajarita…

Una vez que ha quedado constancia de lo monos que podemos llegar a estar, fuera pajaritas y fuera tacones. Y al lío.

madre 31 (4)

¡Cuidado, que suenan los cuartos!

madre 31 (5)

Y, ya sabéis, oro en el champán…

madre 31 (6)

Y a brindar por un… ¡¡Feliz año nuevo!!