Volcán de chocolate

Desde que El Cachorro, adorador absoluto del chocolate (no de otro dulce, solo del chocolate), descubrió el volcán de chocolate en La Tagliatella de Pamplona el día 5 de enero, ya solo piensa en eso. Ayer, que como con ellos en una gasolinera, cuando se los llevo a su padre a la finca, que pilla de camino a Pamplona (ando yendo y viniendo, aunque solo sea para un día), le preguntamos al camarero que qué hay de postre, y tras el “flantartadechocolateyogurmandarinasocaféoté”, salta El Cachorro: “¿Y volcán de chocolate?” Está obsesionado.

Hoy, el Señor de las Bestias decide darle gusto y lleva a los críos a cenar a un Gino’s. Mirad, mirad la cara de felicidad de El Cachorro con su ansiado volcán de chocolate.

madre 12 (1)

La verdad es que merece la pena inflarlo a azúcares y calorías. Da gloria verlo.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios